27 de mayo de 2016
27.05.2016

El socialismo valenciano se emancipa

Los últimos desencuentros con Ferraz reflejan la voluntad del PSPV de una personalidad y voz propias

27.05.2016 | 04:15
El socialismo valenciano se emancipa

Dicen los clásicos del periodismo político que Ferraz es la suma de las federaciones andaluza, vasca, el PSC y el resto. Ahora, la valenciana quiere emanciparse, salir de ese «resto» anónimo y pasar a tener personalidad propia en debates y pactos. El último desencuentro por la confluencia con Compromís y Podemos al Senado, impedida por la dirección del partido en Madrid, es también consecuencia de esta nueva identidad que el PSPV ha empezado a explorar.

Se acabó „o al menos, de momento, mientras Pedro Sánchez es el jefe„ el perfil bajo, una más del montón, de la federación socialista valenciana en sus relaciones con la dirección del partido.

Blanqueries no aspira a ser una segunda versión del Partit dels Socialistes Catalans (PSC). Ximo Puig no pide tanto, aseguran en su entorno. No es el objetivo alcanzar una independencia orgánica legal, como la tiene la formación catalana.

No se trata de romper las reglas, agregan, sino de tener voz y opinión propias, mayor peso en los diálogos.
El nuevo espacio que buscan los socialistas valencianos dentro del PSOE no deja de ser una traslación a la estructura interna del papel que la Comunitat Valenciana quiere representar en España. El que se ha visto en la reivindicación conjunta por parte de todos los partidos de la mejora de la financiación y el que se empieza a mostrar con los acuerdos con territorios vecinos por el Corredor Mediterráneo o las políticas de transparencia.

Los más próximos a Puig retrotraen el origen del discurso que ahora se afianza entre los socialistas a las iniciativas que el PSOE presentó en el Congreso de los Diputados „Puig era el responsable de ellas, huelga decirlo„ sobre la situación límite de la C. Valenciana en financiación e infraestructuras.

Pero ahora, con un socialista de regreso en el Palau y tras la defensa hasta el final de un criterio diferente al de Ferraz en la composición de las listas al Senado, la voluntad del PSPV de contar con una voz propia se hace más evidente.
Al fin y al cabo, ¿no es la federación valenciana la segunda en militantes en el seno del PSOE tras Andalucía? Sin embargo, no se veía. Su papel ha sido subsidiario. De remover esa realidad se trata.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook