28 de junio de 2016
28.06.2016

Más de 4.000 votantes desertan de A la Valenciana en el Camp de Túria en seis meses

El PSOE crece en sufragios, pero pierde la posición de ventaja para negociar ocho de sus nueve alcaldías

28.06.2016 | 04:15

La pugna por el liderazgo político en la comarca del Camp de Túria se ha decantado claramente en las elecciones del pasado domingo del lado del Partido Popular. Si la diferencia entre los populares y la unión de Compromís-Podemos con EU era de tan solo 1.224 votos, ahora el escalón se ha ampliado hasta los 8.472 sufragios. Y no se debe solo al crecimiento del PP, con 31.304 votos „3.018 más que hace seis meses„, sino a la fuerte caída de A la Valenciana, cuya coalición ha perdido 4.230 votos, quedándose ahora en 22.832.

No obstante, pese al duro retroceso, A la Valenciana ha logrado consolidarse como la segunda fuerza de la comarca, por delante de los 15.151 votos del PSOE, que pese a mejorar en 695 sufragios se queda en tercera línea política. De hecho, en ocho de los municipios donde ostentan la alcaldía los socialistas son la tercera fuerza más votada, lo que le haría perder una posición de ventaja de cara a negociar un pacto con A la Valenciana para ostentar la vara de mando si la coalición se mantuviera unida en unas futuras elecciones municipales. Los socialistas mantendrían su posición de privilegio tan solo en Benissanó, mientras que quedarían relegados en Llíria, Riba-roja de Túria, l´Eliana, Vilamarxant, Serra, Marines, Olocau y Loriguilla.

De los 16 municipios del Camp de Túria, el PP logró el triunfo en 14 de ellos, y tan solo fue superado en dos de los tres más pequeños: en Olocau, donde venció A la Valenciana, y en Gátova, donde se impuso el PSOE.

Por otra parte, Ciudadanos ha logrado colarse como la segunda fuerza más votada en San Antonio de Banagéber, donde ha superado a A la Valenciana.

Pese al retroceso en los resultados obtenidos por la coalición de A la Valenciana, el portavoz comarcal de Compromís, Paco García, valoró ayer que su grupo se haya «consolidado como segunda fuerza política comarcal». Aunque reconoce que no «ha alcanzado las expectativas generadas inicialmente por los sondeos demoscópicos», recordó que han mantenido «el bastión frente al bipartidismo nacional».

Mientras, el alcalde socialista de Riba-roja, Robert Raga, admitió un «sabor agridulce» porque su partido ha aumentado tímidamente en votos en su municipio y en la comarca, pero «no se han cubierto las expectativas nacionales». En cuanto a que el PSOE se convierte en la tercera fuerza municipal, insistió en que «era lógico porque la suma entre Compromís, Podemos y EU ya daba de antes, pero aún así han perdido 500 votos». Ante la posibilidad de perder ventaja en unas futuras elecciones municipales, recordó que ambos comicios «no son comparables».

El PSOE crece más en el Rincón
Aunque en el Rincón de Ademuz la victoria del PP fue abrumadora, con 674 votos por 358 del PSOE, los socialistas pueden anotarse el tanto de que son el partido que más ha crecido en sufragios, con 17 por 7 del PP. Los populares lideran los comicios en los cinco pueblos más grandes de la comarca, mientras que el PSOE venció en Casas Altas y Puebla de San Miguel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook