En un barrio musulmán

Los disturbios en Melilla dejan un herido y ocho detenidos

Medio centenar de jóvenes protestaban en la ciudad autónoma por la falta de empleo

27.10.2010 | 16:29

Ocho personas han sido detenidas en Melilla por su supuesta implicación en los disturbios que se iniciaron ayer por la tarde en Melilla y que se han prolongado hasta la madrugada de hoy en distintos barrios periféricos de la ciudad.

El delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, ha comparecido en rueda de prensa, acompañado de los jefes policiales de la ciudad, para explicar las consecuencias de los incidentes que se han saldado hasta ahora con ocho detenciones, así como un subinspector herido por el impacto de una piedra en la cara, además de otros tantos contusionados, que no han requerido baja en el servicio.

Los primeros indicios de las investigaciones realizadas apuntan a que la concentración, que comenzó a las 16:00 horas en la Cañada de Hidum, no fue espontánea, sino que hubo "movimientos previos" para provocarla.

Según Escobar, se está trabajando por parte de la Policía para determinar a quién corresponde la autoría intelectual que pudo instigar los disturbios, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

El delegado ha destacado que los participantes en los incidentes, que se prolongaron durante varias horas en distintos puntos de Melilla, constituían un grupo "muy reducido" de personas, entre los que se apreciaba una presencia abultada de menores.

Los provocadores formaron barricadas con neumáticos y con maderas, a las que prendieron fuego, por lo que fue necesario establecer un dispositivo policial de contención, para evitar que se extendiesen a otras zonas.

Según Escobar, fue precisamente ese intento de romper el dispositivo policial lo que propició el empleo de material antidisturbios.

La actuación de un interlocutor, solicitado por los propios jóvenes, propició un parón en la actitud violenta que, sin embargo, poco después fue retomada por "grupos aislados" en otros barrios de la ciudad, también periféricos, como el del Monte María Cristina.

Estas personas también mostraron una actitud violenta, al provocar un corte de luz en la zona, lanzar piedras y tratar de evitar la salida de camiones del servicio de limpieza.

Ante esta situación se estableció otro dispositivo, en el que además de agentes de la Policía Nacional, también participaron de la Guardia Civil, que consiguieron disolver la revuelta.

El delegado ha asegurado que no existe una causa determinante de las protestas, ya que, incluso, entre los propios manifestantes había "confusión" sobre los motivos de los incidentes.

En cualquier caso, ha considerado que el tema de los planes de empleo, que en principio se señaló como el detonante de los incidentes por las pancartas que portaban los participantes, ha sido un "catalizador" que se ha sumado al malestar por otros temas.

"No hay una situación causa-efecto", ha aseverado Escobar, quien no obstante ha instado a aquellas personas que no estén conforme con la adjudicación de plazas de los planes de empleo a cursar la correspondiente reclamación.

El delegado ha hecho un llamamiento a la calma, aunque no ha descartado que puedan producirse nuevos incidentes, motivo por el que se ha establecido un dispositivo policial.

Enlaces recomendados: Premios Cine