20 de abril de 2015
20.04.2015
Contaminación marítima

Las aves marinas sufren el vertido del pesquero ruso

Una pardela ha sido recogida cerca de la costa canaria en un estado preocupante y con el plumaje "muy afectado"

21.04.2015 | 00:47
La pardela "petroleada" por el vertido.

Una pardela completamente "petroleada" ha sido recogida esta mañana cerca de la costa canaria, lo que confirmaría los temores de biólogos y ecologistas sobre el efecto que el vertido de fuel del pesquero Oleg Naydenov puede estar teniendo sobre las aves en alta mar.

El ejemplar fue encontrada por un pescador a milla y media (2,8 kilómetros) del puerto de Arguineguín, alrededor de las 9.30 horas de la mañana, según han informado a Efe fuentes de la Cofradía de Pescadores de esta localidad del sur de Gran Canaria.

El animal ha sido entregado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo, donde ha llegado en un estado preocupante, ha confirmado a Efe su veterinario jefe, Pascual Calabuig.

El responsable de este centro ha explicado que el animal tiene el plumaje "muy afectado", lo que hace prácticamente imposible que pueda volver a volar. De hecho, ha indicado que, si no consiguen liberarla "en pocos días", tendrán que sacrificarla.

"Si todas llegan como esta, la situación es muy mala", se ha lamentado Calabuig.

Este experto en recuperación de fauna marina ha indicado que la pardela está cubierta de un fuel "muy viscoso y empegostante", que hay que retirar con "agresivos detergentes y agua caliente", en un proceso que no resulta tan fácil como el que se ha empleado con las tortugas manchadas de fuel.

Calabuig ha detallado que el tratamiento que dan a esta pardela consiste primero en procurar que recupere calor, porque llegó con hipotermia. Para ello se le ha suministrado un suelo caliente y después le darán comida y mañana la intentará lavar.

Los lavados serán sucesivos, así como su exposición al sol, ha indicado el responsable del Centro, quien ha dicho que se trata de un proceso laborioso y que no siempre sale bien.

La pardela es un animal "muy oceánico", que vive y muere en el mar y solo regresa a tierra para su reproducción. En el caso del ejemplar encontrado en Arguineguín, si no hubiese sido rescatada ya se hubiera muerto por el frío, se ha lamentado.

Este biólogo grancanario y portavoces de colectivos ecologistas llevan días advirtiendo de que, aunque hasta ahora solo se conocieran dos "víctimas" del vertido entre la fauna marina (dos tortugas bobas, que se han recuperado), la lista de animales afectados puede ser amplia, dadas las dimensiones de la mancha.

En particular, han llamado la atención sobre el efecto del vertido sobre las aves marinas, porque consideran que tienen que estar "pasándolo muy mal" y que, si no han llegado a la costa, es porque el fuerte viento que está alejando la mancha de Gran Canaria en dirección suroeste también las arrastra.

De hecho, el Ministerio de Medio Ambiente activó el domingo un protocolo para buscar en la zona posibles animales afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine