29 de abril de 2015
29.04.2015
Política de recortes

El TS duda de la legalidad de los ajustes de Cospedal

El Supremo cuestiona los artículos relacionados con el aumento de horas y la reducción salarial de los funcionarios

29.04.2015 | 17:32

El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, ha afirmado que es "mínima" la importancia del auto del Tribunal Supremo que cuestiona el plan de ajuste aprobado por la Junta en 2012 porque no entra en el fondo del asunto y ha considerado "malintencionado" sacar conclusiones.

Esteban ha analizado, en declaraciones a los periodistas durante su visita a una empresa de Albacete, el auto del Supremo que cuestiona la constitucionalidad de varios artículos de la ley de Medidas Complementarias para la aplicación del Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos y pide pronunciamiento al Tribunal Constitucional.

En concreto, el auto se refiere a los artículos relacionados con el incremento de jornada a los funcionarios, la reducción salarial y los ajustes en la prestación por Incapacidad Temporal.

El portavoz de la Junta ha opinado que el pronunciamiento de este tribunal es "algo normal" en cualquier proceso, por lo que a su juicio "sacar conclusiones más allá" es "malintencionado y falso".

Además, ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha, "en multitud de ocasiones, en distintos tribunales", ya ha ganado sobre el fondo de este asunto, "la última por ejemplo en el Tribunal Superior de Justicia de la región".

Con ello, ha dicho que esperan "volver a ganar" porque tiene "la seguridad de que la medida es perfectamente legal" y, por ello, ha lamentado que quienes "mienten sobre lo que dice el auto fueron los mismos que no vieron una crisis económica y que hoy niegan la recuperación que se está dando".

Al igual que el consejero portavoz, la diputada del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha Carolina Agudo ha subrayado en rueda de prensa que el pronunciamiento del Supremo "no es una sentencia sino una consulta" al Tribunal Constitucional.

Con ello, ha asegurado que el plan "ha ayudado a los castellanomanchegos a garantizar y a salvar los servicios sociales arruinados tras el paso de los gobiernos socialistas" y ha apuntado que el PSOE dejó una deuda de 12.000 millones de euros.

Sin embargo, en otra conferencia de prensa, la portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, ha advertido de la herencia "en forma de pufo legal" para futuros gobiernos que dejará el actual Gobierno regional si se confirman las dudas sobre la legalidad judicial del plan de ajuste.

"Va a ser una cuantía importantísima, un pufo, una herencia, una papeleta que va a dejar la presidenta de Castilla-La Mancha a los que vengamos después", ha afirmado Maestre, para quien el auto del Supremo "es la demostración de que se ha actuado no solo con odio y ensañamiento hacia los trabajadores públicos, sino con un tremenda irresponsabilidad en la gestión de lo público".

También han analizado el auto CCOO y UGT, sindicatos que recurrieron la ley que permitía aplicar el plan con el que el Gobierno regional pretendía hacer frente al elevado déficit de la comunidad.

Así, el coordinador del Sector Autonómico de la FSC de CCOO, Ramón González, ha opinado que el Gobierno de María Dolores de Cospedal está "derrotado" y ha reclamado a la presidenta regional que "antes de irse", tras los comicios de mayo -ha augurado-, retire el plan de ajuste.

Por su parte, la secretaria regional de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Carmen Campoy, ha dicho que el auto "ratifica la crónica de una inconstitucionalidad anunciada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine