06 de agosto de 2015
06.08.2015
Interrupción del embarazo

Catalá no descarta otra reforma de la ley del aborto

El ministro de Justicia, que no ha concretado como sería esos cambios, critica la Ley de Plazos que aprobó el PSOE

06.08.2015 | 14:14

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, no descarta volver a plantear una reforma de la Ley del Aborto en la próxima legislatura. Aunque ha admitido que "hoy no hay ninguna decisión tomada", ha señalado que en el programa electoral del PP para las elecciones generales habrá un "compromiso" con los ciudadanos acerca de lo que la formación quiere hacer "en los próximos años".

"No descarto que sea un asunto que volvamos a plantear en la próxima legislatura pero, en ésta, nos hemos quedado en el compromiso adquirido con los electores", ha declarado Catalá en una entrevista concedida a Europa Press.

En este sentido, ha subrayado que la reforma del aborto que han aprobado en esta legislatura se ha ceñido al "compromiso" que tenían con los electores y que consistía en "garantizar" que si "una menor de edad se ve en el trance de tener que tomar una decisión de aborto, tenga el apoyo de sus progenitores". Igualmente, ha explicado que el Gobierno ha desarrollado también "una serie de políticas sociales, de apoyo a la familia, de apoyo a la mujer y de conciliación de la vida familiar y personal".

"Ése era el compromiso, eso hemos hecho", ha enfatizado, para añadir que el aborto es de esos temas "permanentemente sometidos a debate social". De hecho, ha recordado que el PP ya expresó su "disconformidad" con la Ley de Plazos del PSOE, una norma que se aprobó sin el "consenso de las grandes fuerzas políticas".

De cara al futuro, el titular de Justicia ha recordado que el PP está preparando el programa electoral que presentará a las elecciones de final de año. "Y saldremos ahí con un compromiso con los ciudadanos sobre lo que queremos hacer en los próximos años. Ese trabajo aún no está cerrado, es un poco prematuro anticipar en esta materia concreta cuáles van a ser las líneas", ha apostillado.

En este punto, ha indicado que "eso lo tendrá que decir el PP en su proceso de elaboración del programa". "Hoy no hay ninguna decisión tomada. Hay que esperar a la convocatoria de las elecciones generales, y en ese momento el PP hará una oferta a los ciudadanos", ha reiterado.

Al ser preguntado si considera que se han perdido cuatro años con este tema por la forma en que se ha gestionado, Catalá ha recalcado que "más que un fracaso político es una manifestación de compromiso con la calidad democrática por parte del Gobierno".

Así, ha señalado que el PP en esta legislatura ha contado con "mayoría suficiente para promover una ley" que podría haber llevado adelante, pero ha elogiado el "ejercicio de calidad democrática" que realizó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al reconocer que "no había consenso suficiente para ir en esa dirección".

A su entender, esa manera de proceder evidencia que en aquellos "grandes temas" que afectan a la sociedad española, quieren "generar el mayor consenso posible". "No creo que pueda calificarse de fracaso sino de convicción de que las grandes reformas hay que hacerlas con el consenso de, al menos, los grandes partidos políticos", ha abundado.

Al ser preguntado si hace bien el Tribunal Constitucional en no dictar sentencia sobre la Ley de Plazos toda vez que el Poder Legislativo, teniendo capacidad para derogar la ley, no lo ha hecho, el ministro ve bien que el alto tribunal no dicte sentencia hasta después de las elecciones generales.

"Con una reforma recientemente aprobada, con un escenario electoral muy inmediato, con una ponencia que sí ha trabajado el TC, creo que el momento en que nos encontramos aconseja, estoy de acuerdo con su presidente --Francisco Pérez de los Cobos-- que no haya una sentencia sino esperar a que haya un proceso electoral, que van a ser muy poquitos meses. Y a partir de ahí, que haya un nuevo proceso legislativo, en su caso, de reforma, y que el tribunal valore si las reformas que ya se han hecho hacen perder su objeto al recurso que ya se planteó", ha asegurado.

El ministro ha explicado que el Constitucional tiene unas responsabilidades y unas funciones que, según ha dicho, pasan por "identificar si, en este caso, mediante el recurso de inconstitucionalidad, las leyes aprobadas se adecúan a la Constitución, tanto en el texto como en el espíritu".

Catalá ha señalado que, tras el recurso del PP, en el TC "se ha designado alguna ponencia" y "se ha trabajado mucho sobre ello", si bien ha reconocido que también "estaban a la espera de ver si por la vía legislativa, el Parlamento en la presente legislatura, resituaba la normativa en materia de aborto" y, por tanto, "perdía sentido, entre comillas", el recurso de la reforma anterior.

En este punto, ha dicho estar de acuerdo con las manifestaciones de Pérez de los Cobos acerca del "papel" que tiene que desempeñar el TC, que "no es un legislador negativo". "No está para deshacer lo que hace el parlamento, sino que tiene una función más hermenéutica, más de interpretación y de adecuación de las normas", ha apostillado.

Igualmente, el ministro ha indicado que a lo largo de su historia el TC ha dado "muestras sobradas" de su apoyo a la consolidación del Estado de Derecho y "ha pretendido no generar elementos de debate político adicional", de forma que "su labor no fuera utilizada de manera partidaria en un momento en el que hay mayor confrontación, como son los procesos electorales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine