23 de febrero de 2016
23.02.2016
ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo
Caso Nóos

Diego Torres: "Demostraré que no hubo falsedad"

El exsocio de Urdangarin en el Instituto Nóos pide "varios días para dar explicaciones"

23.02.2016 | 23:39
Diego Torres y su mujer Ana María Tejeiro.

Diego Torres, el exnúmero dos de Nóos, vela sus armas para su gran momento de los últimos cinco años: su declaración. Torres insiste en su inocencia y adelanta: "Poseo 25.000 documentos que acreditan que lo que yo digo es verdad, y mi inocencia".

Hoy el fiscal Pedro Horrach empezará el interrogatorio del exprofesor universitario y empresario.

Torres ha vivido el caso Nóos, que empezó a instruirse en 2010 y que le ha llevado a afrontar una petición de condena por la fiscalía anticorrupción de 16,5 años de cárcel, como un reto personal para demostrar su inocencia.

"Necesitaré varios días para dar las oportunas explicaciones al tribunal; hay que tener en cuenta que a mí se me acusan de los hechos del equipo ciclista Illes Balears, de los foros de Palma y Valencia y de los trabajos para Madrid-16. Si interrogar sobre esos hechos ha durado dos semanas, yo necesitaré varios días para dar mi versión", explica el acusado.

No usar todos los documentos

Torres y su abogado defensor, Manuel González Peeters, aportaron al juez José Castro miles de correos electrónicos, facturas y otros documentos que, según ellos, acreditan la solidez de los trabajos y servicios prestados por el grupo Nóos para las Administraciones de Palma, Valencia y Madrid y el no desvío de fondos públicos. Los dos también entregaron varios libros, folletos, fotografías y hasta vídeos.

"No voy a usar en el juicio los 25.000 documentos, entre otras cosas porque sería imposible y, además, muchos no han sido admitidos como prueba por el tribunal", trata de tranquilizar el imputado al periodista. "No obstante con los que sí se han admitido como prueba pienso usar algunos como ejemplos, pero no rehusaré contestar a ninguna pregunta que se me formule y cuya respuesta sepa", apostilla.

Silencio sobre su cuñado

El fiscal hizo un larguísimo interrogatorio a Marco Tejeiro, cuñado de Diego Torres y excontable arrepentido de Nóos, y le enseñó decenas de facturas y certificados. Tejeiro declaró que algunos de esos documentos eran falsos y no obedecían a prestaciones reales y acusó a su cuñado y a Iñaki Urdangarin de manipular las facturas para repartirse los fondos públicos desviados.

Torres no tiene miedo de entrar en esa guerra de factura a factura: "yo mostraré los documentos que prueban que no hubo falsedad".

Sobre la declaración de su cuñado Marco Tejeiro, el exnúmero dos de Nóos prefiere no pronunciarse. Sin embargo, en su entorno se ha criticado con dureza la versión del excontable.

Diego Torres siempre ha mantenido que imputados y testigos del caso Nóos han mentido y de ahí su cruzada para, y mediante documentos, desmontar esas falsedades.

Una de las principales acusaciones contra Iñaki Urdangarin (cuya declaración también está prevista para la semana que viene) y Diego Torres es la malversación de caudales. Los exjefes de Nóos habrían usado facturas falsas para repartirse, al 50 por ciento, los beneficios de los foros organizados en Valencia y Palma, que costaron mucho menos que el dinero público recibido.

"No es cierto", zanja Diego Torres, que otra vez apela a las facturas y a una lectura correcta de las mismas. "Los foros supusieron pérdidas para Nóos y puedo demostrarlo".

El equipo ciclista 

Horrach sostiene que Urdangarin y Torres engañaron al Govern de Jaume Matas al decirles que tenían la exclusividad de explotación de la marca del equipo ciclista Illes Balears y consiguieron un contrato para promociones publicitarias. "Yo mostraré el contrato donde se recoge esa exclusividad", afirma rotundo el acusado.

Diego Torres e Iñaki Urdangarin han reanudado sus contactos con ocasión del juicio del caso Nóos. Desde el primer día de la vista oral, el pasado 11 de enero, se les ha visto departiendo amigablemente en los tiempos muertos de la tediosa vista oral o intercambiando confidencias.

Hacía años que los dos examigos no se hablaban porque el reparto de los beneficios de Nóos los distanció. Durante la instrucción, el esposo de la infanta Cristina atribuyó a Torres la gestión del grupo de empresas y otras entidades y los contactos con las Administraciones Públicas para firmar los convenios.

Torres adelanta que no va a echar las culpas a Iñaki Urdangarin: "no tiene sentido echar balones fuera, cada uno de nosotros ha hecho lo que ha hecho y llevaba sus proyectos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine