20 de junio de 2016
20.06.2016
Renuncia

Pilar Manjón abandona la presidencia de la Asociación 11M

"Por estética y por ética hay que cambiar de caras", ha explicado - En 2015 ya anunció que no iría a la reelección

21.06.2016 | 09:53
Pilar Manjón abandona la presidencia de la Asociación 11M

Pilar Manjón ha dejado la presidencia de la Asociación 11M Víctimas del Terrorismo, tras estar al frente desde su nacimiento en 2004, doce años en los que destaca su compromiso por "buscar la verdad y la justicia" y por honrar la memoria del colectivo "sin hurgar en las diferencias políticas o religiosas".

En un comunicado y una carta de despedida, Manjón anuncia, como ya dijo el otoño pasado, que no se presentaría a su reelección como presidenta de la asociación en la asamblea anual celebrada el pasado sábado, que ha elegido a una nueva junta directiva presidida por Eulogio Paz, padre de un asesinado en los atentados del 11M.

Paz, como el resto de su equipo, entre ellos varios supervivientes de las bombas en los trenes de El Pozo y Atocha, tomarán posesión de sus cargos durante esta semana.

Como despedida, Pilar Manjón ha remitido una carta a los socios en la que deja claro que ni dimite ni la "echan", sino que tras doce años considera que por "estética y por ética hay que cambiar de caras".

Manjón recuerda los inicios da la asociación, los cuatro meses y medio de juicio, los múltiples reconocimientos, las campañas de desprestigio o "las delirantes interpretaciones de la verdad" frente a las que -continúa la carta- "aprendimos a plantar cara y a mirar a los ojos sin odio, sin miedo y con ilusión".

La hasta ahora presidenta de la Asociación 11M lamenta el "goteo" en las salidas de los que aún continúan encarcelados por los atentados por culpa de unas penas cortas porque el código penal "jamás se adoptó al terrorismo yihadista".

Pese a todo, Pilar Manjón se siente orgullosa de que la asociación haya servido como punto de encuentro para compartir el dolor y la lucha por la verdad y la justicia.

"Hemos trabajado juntos para romper los círculos de violencia y de venganza, incluso las internas, porque nunca hemos perdido la perspectiva de que somos una Asociación de Víctimas, personas frágiles y heridas por el dolor", subraya Manjón para quien el mayor valor del colectivo ha sido la unidad "sin hurgar en las diferencias y siendo equidistantes de ideologías políticas, razas y religiones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine