27 de julio de 2016
27.07.2016
Proceso soberanista

El Parlament admite a trámite la primera ley de ruptura

La Cámara catalana crea el embrión de la Agencia Catalana de Protección Social, una futura seguridad social catalana

27.07.2016 | 20:29

El Parlament ha admitido a trámite este miércoles con los votos de JxSí y la CUP una proposición de ley para crear una Agencia Catalana de Protección Social, una de las tres leyes de "desconexión" que los soberanistas están impulsando en la Cámara catalana.

Los 72 votos que suman JxSí y la CUP han sido suficientes para tumbar las enmiendas de devolución que habían presentado PP y C's y la enmienda a la totalidad con texto alternativo que habían presentado el PSC y SiQueEsPot, por lo que la ley seguirá con el trámite parlamentario en comisión.

Según ha explicado del diputado de JxSí Chakir El Homrani, la ley está preparada para que la agencia gestione por ahora todas las prestaciones que son competencia de la Generalitat y, en el futuro, cuando Cataluña sea eventualmente independiente, gestionar "todas" las prestaciones, incluidas las pensiones y la prestación por desempleo.

La ley define la Agencia Catalana de Protección Social como el organismo que desplegaría el operativo del sistema de protección social catalán, tendría las gestión centralizada de las prestaciones sociales y representaría al Govern en las instituciones internacionales en materia de protección social.

Así, la ley está pensada para aplicarse en dos fases, una para la Cataluña autonómica y la otra para la Cataluña independiente: "Gestionar de forma más eficiente y justa el presente y, en el futuro, tener la capacidad de gestionar toda la realidad de la protección social", ha zanjado El Homrani.

La diputada Mireia Vehí (CUP) ha prometido una agencia pública, transparente y austera --como ha asegurado que será una futura república catalana--, y que acabe con el "fundamentalismo mercantil" y abra las instituciones al servicio de las personas.

Las críticas

El diputado del PP Fernando Sánchez Costa ha rechazo así la iniciativa: "Tanta parafernalia, ruido y voceros para al final hacer una agencia social de corte autonomista y conservador, eso sí, sazonado con algunos aliños de inconstitucionalidad para que no se diga".

El diputado de C's Joan García ha definido la agencia como un placebo que en realidad quiere usarse como arma arrojadiza para lanzar al Estado, y ha recordado que el Govern acumula multitud de recortes en materia social: "Juegan a confundir a los catalanes pero bien saben que han hecho todo lo posible por acabar con el Estado del Bienestar".

La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, ha defendido un texto alternativo consensuado con SíQueEsPot, y ha dicho que ambos grupos de la oposición quieren que se cree una agencia catalana de protección social pero consideran que la iniciativa de JxSí y la CUP se queda corta y no garantiza un organismo útil y realista.

Joan Coscubiela (SíQueEsPot) ha dicho que la propuesta alternativa está "muy trabajada" y permitiría crear una agencia con el doble objetivo de mejorar la protección social y al mismo tiempo racionalizar las prestaciones sociales: "Si de algo se tiene que desconectar Cataluña es de la pobreza y la desigualdad".

Las otras dos leyes

Las otras dos leyes de desconexión que preparan los soberanistas y que no han presentado aún es una norma para crear una hacienda propia catalana y otra de transitoriedad jurídica, esta última preparada para pasar de la legalidad actual a una catalana, argumentan.

El Parlament ha admitido a trámite la primera ley de ruptura el mismo día en que, por la mañana, ha aprobado impulsar un proceso constituyente catalán que derive en la independencia de Cataluña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine