Carreras Populares

Los 15K...onsejos

Premisas para afrontar una carrera de las carreras más especiales del año

05-06-2013TuentiMeneame

MULTIDEPORTE|VALENCIA 1. No hagas nada nuevo
La premisa más importante es que una carrera de 15 kilómetros ya es una prueba de cierta entidad. Eso significa que hay que prepararla y no improvisar nada. No cambies la rutina de desayuno, de sueño, de bebidas, de calentamiento... ni siquiera de estrategia de carrera.

2. No estrenes ropa ni calzado
Esta regla la habrás leído mil veces aplicada a maratones y medios maratones. Pues también se extiende a las carreras de 15 kilómetros. Son pruebas largas, con mucho contacto de la ropa con el cuerpo, y pueden provocar las molestas rozaduras. No dejes de ponerte vaselina.

3. La ropa, que sea técnica
Aunque a un corredor de 15 kilómetros se le supone ya un cierto conocimiento de los trucos de la carrera a pie. Estamos hablando de una carrera larga, que aunque sea a las 22 horas puede tener una temperatura calurosa. ¡No se te ocurra correr con algodón!.

4. Merienda antes
Con el esfuerzo que se avecina, lo ideal es hacer una merienda bien apañada dos o tres horas antes de la carrera.

5. La carrera, según tu nivel
Si es la primera vez que afrontas un 15K, la mejor recomendación es tomársela con calma y no dejarse vencer por la euforia. Sobre todo, controlarse en los primeros kilometros. La carrera es larga. Además, cubrirla por primera vez de forma tranquila te dará un mejor marca personal que podrás batir en la siguiente acometida.

6. Fíate: está homologada
Si tienes las condiciones para atacar tu mejor marca, aquí puedes hacerlo de verdad porque la carrera está homologada.

7. Se sincero con tu marca
Es conveniente a la hora de realizar la inscripción haber dicho la verdad a la hora de señalar la marca prevista. Y, sobre todo, entra en el cajón de salida que te corresponde. No quieras salir por delante porque te adelantarán por todas partes y se pueden molestar.

8. No hagas «filas moras»
Venga, que la gente se cabrea y con razón. Si corres con los amigos, no os pongais en horizontal. Tapareis el espacio a los que vienen por detrás.

10. ¡Disfruta del recorrido!
La 15K Nocturna es una de las carreras más especiales que correrás en todo el año. Por ser sábado, de noche y por el centro de la ciudad. Es una oportunidad única y extraordinaria. Disfrútala. Levanta la cabeza y mira a tu alrededor, a la gente del público, a la ciudad noctámbula... pronto volverás a tu carrera de domingo por la mañana.

11. ¡Disfruta del final!
Si has acabado con fuerzas, y aunque estés sucio y sudado, no te marches a casa rápidamente. Es una noche para quedarse un poco más en el entorno del puerto, ver cómo entran los demás, estirar, regenerar e hidratarte a la luz de la luna... ¿para qué irse a casa tan rápidamente?. Eso sí, aséate, tápate de acuerdo con la temperatura...

11. Cámbiate de ropa en seguida
No olvides que es una carrera especial en horario, fecha y metraje. Para evitar alteraciones en la temperatura corporal (no sabes si te encontrarás con una noche de relente), procura quitarte pronto la ropa sudada y ponerte otra limpia y seca. Usa el guardarropa o ten el repuesto preparado en el coche. Bueno... más o menos lo que debes hacer en cualquier otra ocasión.

12. ¡Cuidado con la juerga!
Sábado por la noche, acabo la carrera, me ducho, me cambio... ¡y me voy de fiesta, cubatas incluidos!. Bueno... no es el día. Pasarte de copas después de un esfuerzo respetable no es el mejor consejo. La cena te las has ganado, aunque tampoco te vuelvas loco.

13. Que te acompañen
Sábado por la noche. A ver si tenemos la oportunidad de que la «parienta» (o el «pariente») venga a verte. No hay excusa de darse el madrugón. El recorrido permite que te vean hasta tres veces.

14. ¿Cómo dormirás?
Has hecho un esfuerzo poco común por la hora. Así que te puede pasar cualquier cosa. Si tienes fuerzas y valor, podrás salir a cenar. Si te metes en la camita... no te extrañe que te quedes frito en seguida o que tardes varias horas en conciliar el sueño.

15. Al día siguiente, «tranqui»
O, como mucho, un paseito para no quedarte atascado. El domingo es jornada de descanso. ¿Un consejo? Aprovecha que ya están abiertas las piscinas y que el agua está un punto fresquita para ayudar a la regeneración.