Para qué y cómo ahorran los españoles

Todo apunta a que nuestras pensiones serán menores que las de nuestros padres y abuelos. ¿Por qué? ¿Somos los ciudadanos conscientes del futuro que se avecina y nos estamos preparando? ¿Somos ahorradores? Fundación MAPFRE ha realizado una encuesta a nivel nacional para sondear a los españoles y los resultados dicen que sí, “a los españoles les preocupa el futuro y el sistema de pensiones y están ahorrando”, explica Mercedes Sanz Septién, directora del Área de Seguro y Previsión Social de la Fundación.

por Cecilia Vega | BeContent

Preocupación por el futuro y las pensiones

Los resultados de la encuesta reflejan que la mitad de los entrevistados están muy preocupados por el futuro de las pensiones. De hecho, un 41% de las personas cree que no percibirá una pensión pública cuando alcancen la jubilación y el resto piensa que estas van a ser más reducidas de las que estamos acostumbrados a tener. La realidad es que aunque las pensiones públicas están garantizadas por el Estado, lo más probable es que no serán, por si solas, suficientes para mantener el nivel de vida actual.

La población se envejece y las pensiones públicas van a verse modificadas en los próximos años por varios factores: los años de cotización, la edad de jubilación y el factor de sostenibilidad. “En el año 2017 por cada pensionista tenemos 3,9 personas en activo. En el 2041, por cada 2 personas activas va a haber 1 jubilado y ese dato va a bajar según los estudios demográficos hasta que en 2066 vamos a tener por cada persona jubilada, 1,7 personas activas. Con lo cual el sistema público no está compensado, cada vez vamos a vivir más y habrá más jubilados”, subraya Mercedes Sanz.

Los españoles somos ahorradores

Desde Fundación MAPFRE explican que los españoles somos ahorradores. La encuesta sobre el ahorro realizada muestra que “6 de cada 10 personas ahorran, lo que pasa es que en primer lugar están ahorrando para la vivienda, bienes, vacaciones, más de cara a corto y medio plazo. Para la jubilación hoy solo está ahorrando un 20%”.

Entre las personas que no ahorran, destacan aquellos que “prefieren disfrutar del dinero en el momento” (55%) y los que manifiestan no tener capacidad real de ahorro (30%). La mayoría de los encuestados que ahorran para su jubilación tienen contratado un producto específico de pensiones -plan, seguro, etc.- (56%), o un producto bancario –cuentas, depósitos, etc.- (32%)

Sin embargo, las estadísticas apuntan a que todos deberíamos empezar a pensar en la jubilación cuanto antes para obtener una mayor rentabilidad de los ahorros y siempre consultando a un experto. “Si uno empieza a pensar en ello con más de 50 ya será tarde”.

Entre los motivos que esgrimen los encuestados como factores decisivos para animarse a ahorrar a largo plazo destaca la flexibilidad (29%), es decir que se pueda retirar el dinero en caso de necesidad. “Si ahorro quiero tener ese dinero disponible por si tengo alguna enfermedad, algún hijo mío tiene que estudiar en una universidad privada o en el extranjero… “, describe Mercedes Sanz, quien también enumera los incentivos fiscales al contratar ciertos productos de ahorro (17%) y el ahorro a través de las aportaciones de las empresas empleadoras (29%). En concreto, el 47% de los encuestados estarían dispuestos a ahorrar, de renunciar a una parte del dinero de la nómina. Un 35% estarían dispuestos a retraer un 5% de su sueldo para constituir una pensión complementaria.

El modelo de pensiones ideal

Según indica Mercedes Sanz y se recoge en el Informe del Servicio de Estudios de MAPFRE “Sistemas de pensiones. Una evolución internacional comparativa”, si se quiere garantizar la renta futura, en España se debe avanzar hacia un modelo en el que se equilibren los tres pilares del ahorro: las pensiones públicas, el ahorro vinculado al empleo y el ahorro individual. “El sistema de pensiones que mejor reparto hace estos pilares, en los que participa el Estado, la empresa y el individuo, es sin duda el más efectivo”, señalan.

Es necesario trabajar en esta idea para que se produzca un cambio de mentalidad en los españoles, más inclinados hacia el ahorro “para el corto plazo y el ladrillo”. Es importante que haya inquietud por saber cuál va a ser nuestra expectativa de pensión –se puede consultar en función de la edad y los años cotizados- y, sobre todo, mejorar nuestra cultura financiera.

Para darle la vuelta a esta situación, desde la Fundación están trabajando en programas y campañas de educación y concienciación financiera y aseguradora que tienen como uno de sus focos principales la gente joven. Además, han desarrollado el sitio web “Seguros y pensiones para todos” con acceso a recursos web, información, talleres y estudios en torno a las pensiones, los siniestros o los seguros.

seguir
BeContent