01 de octubre de 2015
01.10.2015
Asamblea

La Interagrupación y Pere Fuset firman una tregua

El colectivo que agrupa a más comisiones negociará el aumento de días para instalar carpas e incluso que la rebaja en las luces no se lleve a efecto

01.10.2015 | 04:15

Donde empieza el principio de autoridad y donde la prometida soberanía del mundo de las fallas es un punto intermedio en el que, en equilibrio, parecen destinados a vivir las dos grandes fuerzas del mundo de las fallas: la Junta Central Fallera y la Interagrupación de Fallas. En la última asamblea se firmó una tregua con la que el concejal Pere Fuset pudo explicar la política de subvenciones, recibiendo el beneplácito en boca del presidente de las agrupaciones, Jesús Hernández Motes. Un paz que sorprendió a no pocos de los asistentes pero que se fraguó en una larguísima reunión horas antes, que fue tensa por momentos y en la que hubo cruce de reproches, pero también de espíritu constructivo.

«No me podéis montar un comunicado crítico sin hablarlo antes» y «No puedes bajar las subvenciones, sea mucho o poco, sin hablarlo antes» sería el diálogo apócrifo sobre el que giró una conversación (con la plana mayor de los dos colectivos) en la que al concejal se le reconoció el ímpetu y el entusiasmo con que ha iniciado el mandato, pero también el malestar por el uso de la clave política en una sociedad, la fallera, que no quiere ir por ahí. De hecho, a Fuset incluso se le pidió que hiciera una transición pausada y que evitara seguir hablando del pasado.

La consecuencia fue, tal como se informó ayer, que se creará una comisión mixta para tratar de llegar a consensos para hacer real esa prometida política participativa del mundo fallero en la toma de decisiones. La Interagrupación tiene un cuaderno de temas para los que hay que trazar una hoja de ruta. Por ejemplo, se considera inviable que las carpas sólo tengan el día 10 para empezar el montaje. No hay mano de obra cualificada suficiente y se quiere que la instalación empiece antes. También que no haya sangre con el concurso de «llibrets» de Lo Rat Penat y que se establezca la normalidad. Incluso la propia reducción del 2 por ciento a la iluminación: la Interagrupación quiere que esa reducción no se aplique este año, aún a pesar del escaso perjuicio económico que supone. Todo dependerá de la entente que se consiga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine