11 de octubre de 2015
11.10.2015
Corte de honor: María Bernabeu

Del Cabanyal y de Massarrojos

Si tienen el libro fallero de 1999 pueden echar un curioso vistazo a las falleras mayores infantiles y les sonarán muchas caras

11.10.2015 | 14:02
Del Cabanyal y de Massarrojos

En corto

  • Indumentaria valenciana:
    Eduardo Cervera, que además es un amigo personal.
  • Para vestir de particular:
    No tengo una marca en especial. Me gusta mirar y ver tiendas. Bueno, y algo de Eduardo Cervera, seguro.
  • Manías y liturgias:
    Llevaba el número y también una estampita que había llevado cuando me saqué el carnet de conducir. Volvió a ayudarme.
  • Un remedio fallero.
    Como mucho, echo mano del paracetamol, que siempre viene muy bien y es probable que este año, más.
  • Una fallera mayor mítica:
    Carmen Sancho de Rosa. Me encanta.
  • Una cortesana mítica:
    Marta Lozano, de la corte de 2005.

Una de ellas, la de María Bernabeu, una joven de 27 años con buena «visión» de la fiesta.

Parece ser garantía de éxito. Te llamas María Bernabeu y hoy eres fallera mayor de Gandia. Te llamas María Bernabeu y mañana eres subcampeona del mundo de judo. Y te llamas María Bernabeu y, como mínimo, la semana que viene tienes un sitio asegurado en la corte de honor de 2016.

No se trata de una cara desconocida, sobre todo para los que acuden al Centro Óptico Cabanyal (Reina 88 y Mediterráneo 26). Es el negocio familiar y ella es, desde hace cinco años, la responsable de la contabilidad y de despachar siempre que haga falta. «Cara al público. Me gusta el trabajo que hago y es una responsabilidad porque es el de casa. Allí nos conocemos todos». En esta casa del herrero no hay cuchillo de palo, porque ella sí que utiliza gafas o, en su defecto, lentillas, que es lo que se lleva cuando se está en actos y protocolos.

Junto con Tamara y Alicia es, con 27 años, del grupo de las más mayores. También por eso, su experiencia para la corte infantil aún fue el siglo pasado. «Fui fallera mayor infantil en 1999 y luego no pasé el sector». Ha sido el sino de todas las chicas de la quinta de 2016 que lo intentaron de niñas. En un repaso al libro fallero de aquel 1999 se ve, efectivamente, a una María Bernabeu con cara de pícara en la pagina 231. Curiosa aquella hornada de niñas, llena de nombres que no pasaron a la historia de la corte infantil en 2000, pero que sí que lo harían años después en la grande. Tomen nota: Sandra Polop, Jessica Domínguez, Marta Parra, Sheila Caicedo, Arantxa Escudero, Esther Pascual, Susana Gavilá o la más reciente Alejandra Compañ. Nada menos que 16 años después sí que subió al trono de su comisión. «Porque era una ilusión. Le insistía mucho a mi padre hasta que "un día tonto", en que no había fallera mayor, fue el que me tocó». Barraca-Espadán es la única que ha repetido fallera adulta tras el paso de Empar del Remei Ruiz.

Las falleras del Marítimo suelen tener muy marcado a fuego esa condición, pero en su caso, la mitad de ella mira a otro lugar. Vean si no: «Les 144 candidates desfilaren davant de 7.000 persones, però només 26 van ser les elegides. Entre les 13 cal destacar que tenim a una filla de Massarrojos, María Bernabeu Doménech. Des d´ací volem donar-te l´enhorabona i desitjar-te molta sort en l´elecció». Así saludaban en esta villa su elección, de donde es originaria su madre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine