06 de febrero de 2016
06.02.2016
Exposición

El cambio político en versión ninot

Los políticos del tripartito se convierten en los nuevos protagonistas mientras Ribó dice que «Barberá ya es historia»

06.02.2016 | 04:54
El cambio político en versión ninot

La inauguración de la Exposición del Ninot fue un revelador reflejo del cambio que ha habido en el gobierno de la ciudad. De repente, los que habían sido protagonistas, como ninot y como comitiva, han cambiado. Cosa que aprovechó el alcalde Joan Ribó para lanzar el dardo: «que apenas haya algún ninot de Rita Barberá es la demostración de que es una figura del pasado y que sólo reaparecerá con los casos de corrupción. Su desaparición es más que significativa».

Lo que no quiere decir que todas las escenas sean de complacencia para los sentidos de los que ahora mandan. El alcalde aseguraba gustarle las escenas en las que aparecía en bicicleta, aunque pegatinas con cuatribarradas y esteladas aparecen con frecuencia. De la misma manera que el concejal Pere Fuset recibe críticas, especialmente por la cuestión lingüística. En alguna aparece mejor parado, como cuando sale huyendo de los monstruos de la asamblea de presidentes.

Se estrenó el Museo Príncipe Felipe y el comentario era unánime sobre las enormes posibilidades del mismo. «Es un edificio emblemático. Hay contenedores que han costado mucho dinero y que no se han utilizado. La fusión entre la Ciudad de las Artes y las fallas dignifica y realza».

Los artistas falleros también mostraban su enorme satisfacción por un recinto que se puede visitar con facilidad, en el que los ninots «respiran».

Y ya se comentaba, con cierta dosis de razón, que habrá que estar atentos al éxito de convocatoria y al tipo de visitante, por si ahora empieza a primar el turista que suele brujulear por la zona. Sobre todo, porque podría cambiar el sentido de la votación popular. En cualquier caso, la calidad era bastante buena y la crítica extraordinariamente local. Ese turista poco entenderá, eso es cierto, de Ribós, Fusets o similar.
El acto concluyó con, una vez más, un castillo de efectos de color, en la línea de los últimos acontecimientos, que gustó mucho.

C´s reclama el convenio
A pesar de considerar muy bueno el emplazamiento, el partido Ciudadanos sí que reclamó ayer, a través de su edil Amparo Picó, el contenido del convenio con Cacsa «porque siempre han hablado de transparencia y brilla por su ausencia». Al parecer, los tres euros de la entrada se reparten entre ambas instituciones, pero Picó cree que «se oculten los términos del contrato».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine