09 de marzo de 2016
09.03.2016

Fallas 2016: Carpas y fallas se adueñan de la calle

Convento Jerusalén, Almirante Cadarso y Mercado Central descargan sus primeras piezas y se vislumbran sus monumentos

09.03.2016 | 02:11
Fallas 2016: Carpas y fallas se adueñan de la calle

Valencia se despertó ayer ya con carpas y fallas en casi cada esquina. Desde primera hora de la mañana empezaban los trabajos de instalación de las carpas, labor que se prolongará hasta el día 10, cuando podrán a ser inauguradas por las comisiones. Las más tempraneras son aquellas que no interrumpen los servicios públicos y a partir del 10 lo podrán hacer las restantes. Al mismo, tiempo, empiezan a vislumbrarse ya por las calles lo que serán las Fallas 2016. A las que ya pudieron verse el pasado fin de semana, se sumaron ayer algunas piezas de Convento Jerusalén, Almirante Cadarso y Mercado Central.

El que empieza a tomar forma es el monumento de la Plaza del Ayuntamiento, cuyo pieza principal llegó a su ubicación el pasado sábado, escoltada por la cabalgata del Ninot. Se trata de una enorme figura de un artista fallero sin rostro, íntegramente hecho en vareta, madera y contrachapado y que se alzará 23 metros hacia el cielo. Bajo el lema «Fallas en el mundo», el artista Manolo García realiza un particular homenaje a la esencia de las Fallas en el año en que toda la fiesta está encauzada en un único objetivo: alcanzar la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. Algo que sucederá en noviembre.

Las fallas que madrugaron más empiezan a encajar piezas. Y esto ha permitido ya empezar a vislumbrar ciertas estructuras. Si hasta ahora, los amantes de seguir día a día la «plantà» tenían que conformarse con ver trozos de falla cubiertos en plástico, destapar éstos y empezar a ver facciones subyuga al más pintado. Las emociones van creciendo y, a pesar de lo pronto que es, empiezan a verse cuadrillas de aficionados, normalmente ataviados con los «polares» de sus comisiones, haciendo las primeras rondas.

Russafa vuelve a quejarse

En plena cuenta atrás para el inicio de las Fallas, la difícil conciliación entre vecinos y falleros regresa también al primer plano. Como ya hicieran hace unos días, cuando presentaron una denuncia ante la Fiscalía, que finalmente ha sido rechazada, ayer una treintena de residentes de Russafa remitieron al Ayuntamiento una solicitud de inspecciones por parte del servicio de Bomberos en las instalaciones de luces de las comisiones de Sueca-Literato Azorín y Cuba, al considerar que ponen «en peligro la vida de los vecinos». Los vecinos vuelven a insistir en los fallos de seguridad en las instalaciones en caso de emergencia. Las comisiones aseguran que cumplen con todas las exigencias y que están dispuestos a pasar cuantas inspecciones sean necesarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine