19 de marzo de 2016
19.03.2016

Fallas 2016: Ni un alfiler en la recta final

La coincidencia del viernes sin clases en Madrid, el inicio de la Semana Santa y el fin de semana sitúan a Valencia como punto de referencia para miles de turistas - Hoteles y restaurantes se llenan durante las últimas horas de Fallas a pesar del tiempo

19.03.2016 | 04:50
Fallas 2016: Ni un alfiler en la recta final

Aunque el tiempo no luce como falleros, empresarios hoteleros, hosteleros y festeros varios quisieran, la llamada de las Fallas ha sido escuchada y la ciudad se encuentra a rebosar de turistas que disfrutan de las últimas horas de las fiestas. La climatología era el fenómeno del que todo el mundo estaba pendiente, y a pesar de no corresponderse con lo esperado, la lluvia respetó más o menos hasta ayer la mayoría de los actos oficiales programados.

Este año en el que las Fallas se disputan un puesto en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, una serie de circunstancias excepcionales han convertido a la ciudad en punto de referencia para miles de visitantes a la hora de organizar sus escapadas. La principal, es que los dos últimos días grandes de la fiesta coinciden con la llegada del fin de semana, un hecho que siempre ayuda a llenar hoteles y restaurantes. No es lo mismo que San José caiga sábado que lo haga un martes.

Además, ayer viernes fue día no lectivo para los escolares de Madrid, por lo que muchas familias decidieron cogerse «puente» y viajar, ya sea en coche propio, autobús o tren hasta la capital valenciana. De hecho, la Comunitat Valenciana espera un total de 2.647.000 desplazamientos en el marco de la operación especial de tráfico durante la primera fase de la Semana Santa, un 21 % del total de los viajes que se realizarán este periodo, como contó Levante-EMV el pasado jueves.

Aumento del 20 %
«Aunque no consumen igual, sí que hemos notado un incremento de afluencia de público», explicó a este periódico el presidente de la Asociación de Restaurantes de Playa Malvarrosa, José Miralles. «Sobre todo hemos notado un aumento de turistas extranjeros: alemanes, ingleses, rusos, italianos y japoneses, muchos japoneses», detalló el empresario.

En concreto, cifra este aumento en un 15-20 % respecto a las fiestas del año pasado. «Si hace sol consumen más, pero lo cierto es que hay más gente. Esperamos que durante el fin de semana vengan los visitantes nacionales, los de Madrid, que tienen fiesta», añadió.

Una alegría que se vive sobre todo en los establecimientos del centro y primera línea de costa, pero que sin embargo se nota menos en los locales de barrio, donde la mayoría de vecinos se concentran en sus casales falleros y apenas se consume fuera de ellos, lamentan los empresarios. En cuanto a la ocupación, las previsiones se han cumplido y se ha superado el 98 %. En algunos hoteles, de hecho, se ha llegado al 100 %, como el NH Ciudad de Valencia. «El jueves estábamos al 90 %, pero viernes y sábado ya tenemos el 100 % de las habitaciones completas», explicaron desde el establecimiento de la avenida del Puerto. También ellos estaban pendientes de la lluvia.

«Todo dependerá del tiempo», indicaba a este periódico el presidente de la Unión Hotelera de la Provincia de Valencia, Luis Martín. Y aunque ayer cayeron unas gotas durante l´Ofrena, parece ser que no fueron suficientes para aplacar el ánimo de fiesta de quienes llevan meses esperando las Fallas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine