03 de mayo de 2016
03.05.2016
Tribunales

El juez obliga a la falla del Mercado a pagar 43.450 euros a un exdirectivo

La demanda por incumplimiento de contrato presentada por el que fue vicepresidente y padre de la fallera mayor de 2014, prospera y será efectiva si no se revoca en la Audiencia Provincial

03.05.2016 | 02:39

La comisión de falla del Mercado Central tiene sobre la mesa un durísimo mazazo para su economía: el Juzgado de Primera Instancia número 22 de Valencia ha fallado en su contra en la demanda presentada por la sociedad Bacha S. A., de la que es titular el que fuera vicepresidente y padre de la fallera mayor de 2014, Claudio Chaqués, y les obliga a pagar 43.450 euros, más los intereses, en concepto de incumplimiento de contrato en la cesión de derechos publicitarios.

Esta sentencia es el resultado del juicio celebrado hace dos semanas como consecuencia final del desencuentro entre ambas partes y que derivó en un proceso judicial que ha tenido lugar en los meses anteriores.

Pendiente de recurso
Según la sentencia, la falla, como Asociación Recreativo-Cultural, es obligada a abonar esa cantidad a la mercantil mencionada salvo que la sentencia sea anulada en el recurso ante la Audiencia Provincial que, como es fácil imaginar, se presentará en los próximos días por parte de los representantes de la comisión, por lo que, más allá de que se reclamen garantías de cobro, el abono de las cantidades no se haría efectivo hasta dentro de un tiempo, cuando se agoten los procedimientos legales.

La demanda hace referencia a un contrato de cesión de derechos de imagen para la comisión en las fallas de 2014. Según el litigio, la empresa de Claudio Chaqués abonó esa cantidad como anticipo.

La sentencia rebate las alegaciones de la comisión. En concreto, la presidenta Carmen de Rosa esgrimió la existencia de un error en el consentimiento y que se había producido una «simulación relativa», al tratarse de un contrato de patrocinio y no una cesión de derechos.

En los fundamentos de la sentencia, el juez asegura que no se acredita la existencia de error porque el contrato «no ofrece margen de error. Una simple lectura del documento habría sacado a la firmante del error, pues en el mismo se recoge la expresión que no ofrece duda alguna de cesión de forma exclusiva de los derechos publicitarios que se deriven de la exposición del monumento fallero» a la vez que, analizados el contenido del contrato, que excluye de los derechos la publicidad obtenida en el llibret, «denota que hubo negociación previa» e incluso que en varios correos electrónicos cruzados entre las partes «había cierta tensión entre ellos». Se descarta la versión del entonces secretario y ahora copresidente de la comisión, Federico Bisquert porque «no goza de imparcialidad».

Tampoco se acepta la alegación de que se trataba de una simulación «porque de las negociaciones de las partes se desprende que se estaba hablando de un contrato de cesión de derechos publicitarios en exclusiva y no de otra cosa» y que, vistos los ingresos obtenidos por publicidad el año anterior«la cesión a Bacha SA de los derechos no era descabellada, pues con ese contrato se cubría la diferencia de coste del monumento» necesario para subir a Especial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine