01 de junio de 2016
01.06.2016
Asamblea

Los presidentes aplazan la forma de elegir a las falleras

Las preselecciones no se verán afectadas y se celebrarán en julio

01.06.2016 | 01:20
El Palau de la Música reunió a casi doscientos presidentes en la asamblea de anoche.

El nuevo curso fallero empezó con la misma tónica de los ejercicios anteriores. La primera asamblea en la que tanto los presidentes ya eran todos nuevos y en la que se estrenaba la nueva Junta Central Fallera dejó un debate algo farragoso con uno de esos temas que siempre se atascan: la elección de la fallera mayor de Valencia y la corte de honor.

El sistema de elección quedó aplazado tras recibirse media docena de propuestas alternativas a la que plantea el concejal (cuatro miembros elegidos por la asamblea y tres por él mismo y que todos ellos hagan las dos cribas: la de elegir trece y luego elegir una).

Tal como era de prever, a una propuesta lanzada desde la oficialidad, lo normal es que se contraprograme con proyectos más favorables al asambleismo, en las que se reclama una «mordida» en las competencias. Así pasó hace veinte años cuando Unión Valenciana abrió la puerta a que los presidentes se convirtieran en jurados y éstos acabaron exigiendo más de lo que se les ofrecía.

Ahora, las propuestas de sectores y una comisión de falla (Isabel la Católica-Cirilo Amorós) incluyen toda suerte de cambios: que todos los jurados sean elegidos por la asamblea (orillando las prerrogativas del presidente de la JCF), que en esa correlación 4-3, los tres sean miembros de la JCF y presidentes de Agrupación (dejando fuera a antiguas falleras mayores, profesores, psicólogos, informadores... el llamado «perfil alternativo»), o que no sean siete, sino cinco los calificadores y que el presidente de la JCF sólo pueda seleccionar, entre ellos, dos: una fallera mayor y una cortesana pretérita. Incluso una propone mantener dos jurados como hasta ahora.

El debate se aplaza un mes porque no afecta a las preselecciones: nadie cuestiona el sistema de la Feria de Julio. En caso de no conseguir presentar una única propuesta serán varias las que se pongan a votación, incluyendo dejar las cosas tal como están ahora mismo.

Nueva clasificación de fallas
También en la asamblea se dio a conocer, a título informativo, la propuesta que está todavía en periodo de gestación para tratar de resolver uno de los grandes nudos de la fiesta: la clasificación de fallas. Se trata de un borrador de macro-consenso que está organizando la Interagrupación de Fallas junto a las federaciones de Especial, Primera A e Ingenio y Gracia, así como un grupo selecto de falleros. En líneas generales, lo que se pretende es flexibilizar el sistema tradicional (clasificación en función al dinero que se gasta en el monumento) y que se trate de una inscripción más o menos «a la carta» en una determinada categoría, de acuerdo con unos determinados baremos económicos. En caso de coincidir demasiadas comisiones en una misma sección se desempataría en función a los resultados obtenidos en los años anteriores y aún así habría diferentes formas sucesivas de desempate. También incluye el aumento en una sección más, tanto en mayores como en infantiles, y se respetaría el tipo de reparto de premios. En cualquier caso, esta fórmula está todavía abierta.

El calvario de la falla Visitació
En el apartado de ruegos y preguntas destacó especialmente el ruego del presidente de Visitació-Oriola, que entregó una carta al presidente Pere Fuset pidiendo que se desbloquee la situación de su casal, que lleva cuatro años sin licencia y que ni siquiera puede ejercer como la práctica totalidad de locales de este tipo, en la modalidad B (sin actividad económica).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine