29 de junio de 2016
29.06.2016

Las fallas aprueban unificar los jurados de las falleras

La Interagrupación avisa que la SGAE va a pedir el ocho por ciento del coste de las orquestas en las verbenas

29.06.2016 | 03:27

La asamblea de presidentes de falla volvió a poner en evidencia su carácter siempre especial. Por ejemplo, se aprobó finalmente la nueva fórmula de elegir a las falleras mayores de Valencia: un jurado para todo el proceso final, que primero elegirá a la corte y luego a las dos ganadoras. Cuatro jurados los pondrá la asamblea de presidentes y tres el presidente de la JCF, incluyendo una fallera mayor y una cortesana de años anteriores. Hasta ahí todo bien. Pero a la hora de votar, un presidente se quejó sonoramente porque la votación a mano alzada no había sido correcta. Una queja cuando el resultado fue de 123 votos a favor y dos en contra. Y una asamblea que tiene protagonismo vital en el proceso dejó por el camino 45 abstenciones.

Avalancha de abstenciones
Con la clasificación de fallas pasó lo mismo: se propuso mantener la actual, dejar las reformas para 2018 y, simplemente, aumentar en dos participantes la Primera A a petición de la Federación de dicha categoría. Ahí, el representante de Lope de Vega se quejó se que esto podría suponer que su falla ascendería de sección para rellenar ese hueco. Pero, claro, eso es un supuesto sin que se sepa qué van a declarar las fallas en los próximos contratos.

Se anunció que, a la hora de presentar los contratos, se indicará en qué sección se querría militar para hacer un «ensayo general».

Se aceptó el aumento a dos de la Primera A como única novedad por un estrecho margen (68 contra 58). Y en otro tema que le interesa mucho a los presidentes hubo 57 abstenciones.

Queja por el 15-M infantil
Salió en la asamblea la declaración de lectivo el 15 de marzo. Lo hizo el presidente de la Interagrupación (como presidente de Rascanya). Fuset prometió que trasladará esa fecha como fiesta local al Consell Escolar. «No quiero avanzar nada», lo que da a entender que, como en las últimas fiestas, que se liberará esa fecha. No sin antes haberse sembrado la inquietud.

Algo que, por cierto, ayer ya apuntó horas antes la concejal de Ciudadanos, Amparo Picó, que aventuró que el tema se arreglará, pero «tras haber hecho oidos sordos primero al mundo fallero».

Jesús Hernández también contó que la SGAE reclama dinero por las verbenas porque no forma parte del convenio con la Junta Central Fallera. «Se están recorriendo falla por falla entregando las tarifas de precios y os adelanto que no son baratas: sobre el ocho por ciento de la actuación por noche de una orquesta y cien euros por sacar el equipo de música» y trasladó la necesidad de negociar a la JCF. «Las fallas no podemos asumir este otro gasto. No son dos pesetas

«Ya está bien. Es un abuso de poder». Así habló el presidente de Visitació-Oriola por su particular calvario, que está suspendido de actividades por quejas de ruido. «No podemos hacer nada de nada».

Y como en la fiesta hay que estar en todo, el presidente de Berni Catalá se quejó con razón de que en el concurso de dibujo los niños sólo tenían a su alcance bebidas azucaradas. Se reconoció que debe haber agua y Fuset también prometió que en actos infantiles, en los que se suele regalar bollería industrial, habrá también fruta y otros alimentos sanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine