12 de noviembre de 2016
12.11.2016

Maestro bautiza el proyecto 2017

La comisión de la Gran Vía persigue su tercer premio consecutivo en Primera A con Algarra

12.11.2016 | 04:15
Maestro bautiza el proyecto 2017

Desde hace años se sabía que el día que Maestro Gozalbo-Conde Altea decidiera dar el salto cualitativo, lo haría con todas las garantías imaginables. Y eso que la primera vez fue contra su voluntad, cuando la clasificación de fallas de 2011 les metió ya en Primera A cuando ellos querían seguir cosechando primeros premios en Primera B. Ante semejante desaguisado reforzaron el proyecto y ya en aquella ocasión estuvieron a punto de ganar. No importó mucho: desde entonces se han celebrado cinco concursos más y han ganado en cuatro de ellas. Sólo se les escapó en 2014. Y en las pasadas fiestas dieron un nuevo paso adelante con la apuesta definitiva por la falla infantil, donde a la primera rozaron la victoria en Sección Especial.

Ayer era el turno de presentar solo la falla grande. Esa que, en las dos anteriores ediciones se ha ganado un respeto tal, que no son pocos los que consideran que, de participar en la Sección Especial, quedaría en la primera parte de la clasificación. Y mientras la fórmula funcione, no parece que la vayan a cambiar. Un taller diseñado para la ocasión con lo mejor que los medios pueden dar: Manuel Algarra como responsable del mismo y refuerzo para la ocasión de Ramón Pla como bocetista y Paco López Albert a los pinceles como principales aportaciones.
La falla de 2015 recibió para no pocos el concepto de «mejor falla del año» con su memorable dama de época. La del pasado año sufrió más ante el empuje de Grabador Esteve, la única que, en los últimos tiempos, no le ha perdido la cara.

Sólo un detalla habla del potencial de la comisión: una docena de comisiones lleva en su denominación la palabra «maestro». Pero para ésta ha quedado acuñada plenamente: ir a ver esa falla es «ir a ver Maestro». Le sobra el resto de nombre y apellidos.

«Qui no te padrí no es bateja» es el lema de un proyecto que utiliza la manida expresión valenciana para criticar el enchufismo y al apadrinamiento en la sociedad española, «este fenómeno que afecta por ende a la sociedad valenciana y al final da a entender que es muy difícil entrar en cualquier trabajo o lugar si no tienes a alguien que te de un empujón o directamente te recomiende» reza la explicación.
La capacidad de convocatoria de la comisión de Miguel Prim es extraordinaria. Toda la élite fallera quiso estar en el evento, así como la clase política (Pere Fuset, Félix Crespo, Amparo Picó...). Hubo bautizos in situ y quedó la sensación, una vez más, de que es un espacio que habrá que visitar sí o sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fallas

La falla Ferroviaria pide un puesto de Cruz Roja donde plantará Telefónica

La comisión, a cuyo territorio se trasladará la falla de Primera A, muestra su «total desacuerdo»

Busca la sección en la que militará cada comisión en las Fallas 2018

Busca la sección en la que militará cada comisión en las Fallas 2018

Los 381 monumentos grandes ya están adjudicadas a cada categoría en la nueva fórmula de...

La noche de las Reinas de la Seda

Falleras mayores de València de diferentes años y firmas de indumentaria hacen un homenaje a la...

Una creación de Martín Forés para la puerta de Na Jordana

Una creación de Martín Forés para la puerta de Na Jordana

El artista reúne en un mural las señas de identidad de la comisión del Carmen

Una Especial con medio centenar de remates

Los proyectos de las comisiones de la Federación se caracterizan, cada vez más, por la gran...

Puro Cabanyal, corazón Malva

Puro Cabanyal, corazón Malva

Silvia Vicent vive en una casa típica de su barrio, de casi cien años, y su padre tiene un puesto...

Enlaces recomendados: Premios Cine