22 de marzo de 2017
22.03.2017

Fuset quiere hacer una consulta a los falleros sobre temas de la fiesta

El edil considera necesario no cargar de funciones a los vicepresidentes y que la corte de honor presida actos en solitario - Las fallas municipales volverán a elegirse sin representantes políticos

22.03.2017 | 04:15
Fuset quiere hacer una consulta a los falleros sobre temas de la fiesta

El presidente de la Junta Central Fallera y concejal de fiestas, Pere Fuset, cerró su segundo mandato con el particular balance de actuaciones. Pero siendo datos que ya se conocen, da la sensación de que el debate se centrará más en las actuaciones de futuro y la conveniencia de las mismas.

Varios son los aspectos que están sobre la mesa y que son novedosos para lo que es la rutina de la fiesta. Posiblemente el más llamativo es el proyecto que tiene sobre la mesa de articular una consulta a los falleros. Dicho de otra forma, hacer una consulta en las comisiones, urna incluida, para preguntarles sobre diferentes aspectos de la fiesta de los que se suscitan a lo largo del año.

La idea está, pero el temario no. Las preguntas tendrían que ser compatibles con el Reglamento Fallero -es decir, que no atacara sus preceptos para no fuera recurrible-. A lo largo de los meses, y sobre todo en las redes sociales, se le formulan muchas preguntas y sugerencias, que podrían formar parte de esa pretendida consulta. Desde algún aspecto del programa de festejos a, por ejemplo, la creación de la figura de presidente infantil de Valencia. Fuset ha admitido que la idea existe, pero que habría que pulirla y consensuarla, pero que al tratarse de una consulta a las bases, sería difícil que la asamblea de presidentes se negara a ella, más allá del hecho de que éstos ostentan la representatividad de los falleros.

En los últimos días, Fuset ha lanzado un mensaje sobre la necesidad participación «democrática» de las comisiones. El mensaje parece claro: le da la sensación de que el pensar de los falleros de base no siempre coincide no con la asamblea de presidentes, sino con el grupo que, procedente de diferentes tendencias, se ha posicionado claramente como oposición. El hecho de que algunos de sus críticos no sean ni presidentes de falla, sino que acuden por delegación, le ha hecho cuestionar si los duros debates son reflejo real de lo que se piensa en los casales, ya sea a favor, en contra o simple indiferencia. Las manifestaciones del día antes, en el sentido de que «las voces de los casales a veces son silenciadas por las élites», por las que ha recibido críticas, van por ese lado.

Racionalizar la vicepresidencia
Organizar un proceso participativo es complicado. Ya se vio en el referéndum no oficial sobre cuando celebrar las fiestas (día 19 o tercer lunes) de hace unos años, cuyo el nivel de participación fue escaso.

Otro aspecto que permanece en la agenda es tratar de modificar el papel de los vicepresidentes, en aras a liberarles de trabajo que no forma parte necesariamente de sus funciones. En ese sentido, el concejal se mostró ayer convencido. «No va a haber grandes modificaciones en la directiva como nombres, pero sí en funcionamiento. Un vicepresidente es una persona que se entrega en la coordinación de sus áreas, que tiene que hacerlo compatibilizando su trabajo. Y encima tienen que ir obligatoriamente acompañando a las falleras mayores. Llega un momento que los quemas si les obligas a ese tren. Seguro que hay formas de compatibilizar las funciones y hasta su propia vida personal sin necesidad de cargarlos tanto. Seguro que hay un punto de encuentro».

Esto se entronca también con otro de los objetivos para el nuevo ejercicio: dar más protagonismo a las cortes de honor. Es decir, que puedan ser las representantes de la fiesta en actos que, analizados fríamente, es innecesario que esté la fallera mayor de Valencia. Siguiendo la fórmula alicantina. «Lo que no se entiende es que haya doce chicas sobradamente preparadas, con toda la capacidad del mundo, que tienen su minuto de gloria cuando son candidatas a fallera mayor y que, sin embargo, luego se diluyen sin poder hacer prácticamente nada. Es injusto para todas ellas».

¿Carpas desde el día 9?
En 2018 también tendrá que analizarse la cuestión de las carpas, puesto que el fin de semana cae de 10 a 12, con lo que el montaje, con las normas de este año, se irían alos días 9 y 10. «Hay que nbuscar el punto de encuentro. Son molestas y no son una imagen buena de la fiesta. Pero también los vecinos deben entender que son necesarias porque los falleros no caben en los casales».

También anunció que las fallas municipales tendrán el mismo presupuesto y que «volverán a ser elegidas por instituciones despolitizadas. Lo que puede que hagamos es cambiar alguna de ellas, hacer rotación».

En el Bando de Fallas intervendrán las entidades vecinales y se estudiará instalar una segunda pasarela para la Ofrenda «aunque es difícil».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fallas

Las llamas ponen fin a las Fallas 2017
Las llamas ponen fin a las Fallas 2017

Las llamas ponen fin a las Fallas 2017

Los monumentos infantiles han empezado a arder a las diez de la noche

Un elefante se convierte en la canastilla más comentada

Un elefante se convierte en la canastilla más comentada

La figura que la comisión Espartero-Ramón y Cajal llevó hasta la plaza centra todas las miradas y,...

Así ha sido la ´cremà´ de la falla municipal

Así ha sido la ´cremà´ de la falla municipal

El monumento, obra de Manolo García y hecha de vareta, ha puesto el punto y final a estas Fallas...

Ave Fénix fallero: de las cenizas al doble de ninots

Ave Fénix fallero: de las cenizas al doble de ninots

Unos vándalos queman la falla de Carpesa antes de hora, pero las comisiones se vuelcan y la rehacen

Tradicional parada mora en l´Eixample

Tradicional parada mora en l´Eixample

La comisión Almirante Cadarso-Conde Altea celebró ayer la que es ya su tradicional parada mora por...

Enlaces recomendados: Premios Cine