11 de mayo de 2017
11.05.2017
Cambios

Susana Remohí se convierte en asesora de Fuset en la Junta Central Fallera

Ramón Estellés es el nuevo secretario general y se promociona a la vicepresidencia al decano del organismo fallero, Josep García Bosch

11.05.2017 | 23:35
Ramón Estellés, Susana Remohí y Josep García Bosch.

La nueva Junta Central Fallera tendrá como secretario general a Ramón Estellés e incorpora entre sus directivos al decano del organismo fallero, Josep García Bosch y a la fallera mayor de València de 1998, Susana Remohí.

Estos son algunos de los cambios del nuevo equipo rector de la fiesta que ha anunciado el presidente Pere Fuset y que se caracteriza por recoger diferentes sensibilidades pero, a la vez, no imponer la presencia de representantes claramente marcados de las diferentes corrientes de opinión en la fiesta.

El secretario general es Ramón Estellés. Era el favorito. Hasta hoy mismo era el presidente de la falla Pedro Cabanes-Juan XXIII. De todos los miembros del equipo, y presidente aparte, es el único que es conocido por su militancia en Compromís. De todo el equipo, presidente aparte, no sería difícil aventurar que menos de la mitad son, teóricamente, votantes de la formación naranja.

Las vicepresidencias conservan la prioridad de antigüedad, pero Fuset ha promocionado a la vicepresidencia primera a Javier Tejero, que incorpora a su área jurídica la de deportes. Segunda será Montse Catalá, que mantiene promoción exterior y comunicación e Inma Guerrero seguirá con cultura y archivo.

La primera gran novedad es la promoción a la vicepresidencia de Josep García Bosch, el miembro decano de la JCF, que estará al frente de la delegación donde siempre se ha movido: festejos, juveniles e infantiles. Es, sin duda, el premio a la fidelidad no a un presidente (ha conocido casi a diez), sino al organismo fallero.

La vicepresidencia de protocolo es para Estefanía de Julio, activa componente de la comisión de Santa María Micaela y componente de la corte de honor de 1999.

Por último, Fuset ha recuperado la figura del asesor presidencial, que ha encomendado a dos personas. Por una parte, a Susana Remohí -estaba en las quinielas prácticamente desde primeros de año- para todo lo relacionado con comunicación, relaciones externas.

El otro asesor es Ramón Lluch, un fallero muy conocido en diferentes ámbitos que acababa de dejar la presidencia de la Federación de Ingenio y Gracia. Será una cara visible en las relaciones con comisiones y organizaciones falleras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine