30 de enero de 2018
30.01.2018

El primer ninot de falla hecho de paja de arroz

La figura de Menorca-Luis Bolinches para la Exposición será la pionera con el material ecológico

30.01.2018 | 12:55
El primer ninot de falla hecho de paja de arroz

La comisión de Menorca-Luis Bolinches exhibirá desde el próximo viernes en la Exposición del Ninot una figura que sólo el tiempo determinará si se trata de una obra histórica para la fiesta, comparable a la que modeló Juan Huerta para Archiduque Carlos-Chiva y que se convirtió en la primera íntegramente en cartón. Es el primer ninot realizado íntegramente en paja de arroz y ha sido realizado con las investigaciones de la Universitat Politècnica de València.

«Pulgarcito», una pequeña figura que forma parte del proyecto «Contem Contes?», de Ivan Martínez Velló, con el que esta comisión militará en la sección décimonovena, se convertirá en la primera dentro de una nueva generación de materiales de fallas. O no. Dependerá de todos los factores necesarios para llevar a cabo una revolución que se viene debatiendo desde hace tiempo. El cartón ha ido desapareciendo de forma inexorable por varios factores, incluyendo el elevado coste de su elaboración y, fundamentalmente, las prestaciones que da el «corcho blanco» que, además de ser, en líneas generales, más barato, ha permitido a las fallas alcanzar unas posibilidades artísticas casi ilimitadas, con posturas, gestos y movimientos inimaginables. Pero, desde el primer momento, este material derivado del petróleo ha sido acusado de ser poco o nada ecológico, aunque, a día de hoy, todavía no existen unos estudios que, realmente, demuestren la pretendida toxicidad de sus componentes, que siempre han causado alarma por el espeso y negro humo que genera su combustión. Todo ello sin perjuicio del debate generado por el propio cartón, que no deja de ser un producto reutilizado y no exento de impurezas.

En cualquier caso, la búsqueda de un producto de procedencia natural, que fuera moldeable y, fundamentalmente, suficientemente barato como para utilizarse a gran escala en los talleres es un hecho. Hace ahora un año, una visita municipal encabezada por el alcalde Joan Ribó permitió conocer un prototipo realizado en impresora 3D. Un año después, el primer «Ninot Ecológico Experimental» es una realidad. Para su fabricación se ha utilizado las técnicas y material caracterizado resultado del contrato de I+D del Ayuntamiento de Valencia a través de las Naves y la UPV. Los investigadores que han formado parte de la investigación son José Ramón Albiol Ibáñez; Miguel Sánchez López; Rubén Tortosa Cuesta; Xavier Mas-Barberà.

Los falleros de la comisión se trasladaron una primera vez a la sede universitaria para aplicar la pasta en el molde y, días después, se llevó a cabo el desmoldeo. La figura de Pulgarcito fue realizada por el artista Ivan Martínez en plastilina. En la UPV fabricó el molde con una primera capa de silicona, que debía garantizar la fidelidad en la reproducción del original y que el desmoldeo del mismo fuera sencillo. Una vez endurecida la silicona se aplicó una segunda capa de escayola para estabilizar le conjunto del molde, el cual está realizado en dos mitades.De alguna forma, un método de trabajo «a la antigua».

En estos últimos días, la figura fue al taller de Ivan Martínez para proceder a su pintado, que será sólo en la mitad del mismo para poder dejar a la vista la particularidad de este nuevo material. Un proyecto que puede hacer pasar a la historia a esta modesta comisión, que celebra su décimo aniverario. El presidente José Luis Bonet, contempla el proyecto con ilusión. «Nos alegramos mucho que una Falla humilde como es la nuestra sea la primera en presentar un Ninot Infantil a la Exposición fabricado con paja de arroz. Creo que entre todos hemos hecho un esfuerzo que ha valido la pena».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine