09 de febrero de 2018
09.02.2018

La pirotecnia vuelve a la Marina

Ricardo Caballer repite experiencia en el puerto como inicio del programa pirotécnico de Fallas

09.02.2018 | 04:15
La pirotecnia vuelve a la Marina

El disparo de un castillo (de contenido aún no desvelado) la víspera de la Crida supone el regreso de la pirotecnia fallera a la fachada marítima. Después de que se cancelaran los disparos napolitanos, y tras la exitosa experiencia de la pasada Gran Fira con su piromusical, el experimento regresa, dentro de la línea instituida desde hace unos años de realizar un manifestación pirotécnica singular, como fue la del Espolín del año pasado, bajo el auspicio de Amstel. Ricardo Caballer será el responsable de este disparo, que será el que marque el inicio de las manifestaciones pirotécnicas después de las celebradas con motivo de las exaltaciones y la inauguración de la Exposición del Ninot.

Ricardo Caballer se acerca ya a los lugares de honor del calendario tras su ausencia de varios años y su mascletá será el 15 de marzo, y que rematará esa noche con el segundo disparo nocturno que pondrá en escena: l´Alba de les Falles, ese momento especial en el que las comisiones que lo deseen podrán sumarse disparando una caja de carcasas.

Los castillos convencionales serán del 16 al 19 y previamente habrá otros disparos en la Crida, el sábado 3 de marzo y en el sábado «prefallas» del 10, coincidiendo con la llegada de piezas de la falla municipal para iniciar su «plantà».

La gran protagonista del año es Reyes Martí, tal como se anunció la pasada semana, al protagonizar la Nit de Foc y todos los disparos del día 19. Pero Pirotecnia Valenciana tampoco se quedará muy lejos en cuanto a repercusión, puesto que suya será la «mascletà» del día 18, domingo, fecha en la que se prevé que la ciudad estará literalmente invadida por visitantes.

Nuevo aumento en la asignación
La Gala de la Pirotecnia desveló anoche este calendario, en el que el concejal Pere Fuset recordó que, por tercera vez consecutiva, se ha aumentado la asignación económica a los profesionales de 500 euros en la cuantía económica que percibirán los pirotécnicos por cada mascletà, lo que permitirá pasar de los 4.000 euros por mascletà en 2015 a los 5.500, un 37,5 por ciento de aumento total. También se incrementarán las cuantías a percibir por los castillos de fuegos artificiales (20.000 euros, por los 19.500 de las ediciones anteriores) y para disparar la Nit del Foc y la Cremà de las fallas municipales (59.000 euros, en lugar de los 56.000 que recibían hasta ahora). A pesar de ello, reconoció que «no es suficiente todavía para pagar como toca un disparo como el que hacéis. Y también os pido que, si os damos más subvención, no las gastéis en poner más fuegos. Hacéis más que suficiente. Lo que queremos es que no perdáis dinero».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine