24 de abril de 2018
24.04.2018

Reacciones

El PSPV reclama "cordura y respeto" y muestra su "hartazgo" por la polémica Fuset-Motes

Sandra Gómez reclama al presidente de la Interagrupación que «no haga política con las Fallas» y critica a Grezzi por llamar «matones» a ese colectivo - Ribó pide «tranquilidad» y que «bailar un día u otro no es razón para ofender a la fallera mayor

27.04.2018 | 18:50

«Tengo que hacer una llamada al entendimiento. Y si no puede ser, entonces al respeto. Sinceramente, ahora no siento más que hartazgo. Nos pasamos el día siendo noticia por peleas».

Así se expresó ayer la primera teniente de alcalde, Sandra Gómez, tratando de terciar en la polémica suscitada nuevamente entre el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, y la Interagrupación, después de que esta lanzara un órdago a la fallera mayor de València, instándola, sin especificarlo, a que boicoteara la «dansà» de los grupos de baile del sábado previo a la Virgen y que la crisis sufrida poreésta durante la comida de hermandad de la Junta Central Fallera provocara la reacción airada del edil, quien tildó de «putos mafiosos» a los presidentes de Agrupación, especialmente a su presidente, Jesús Hernández Motes.

Sandra Gómez repartió responsabilidades recordando que «hay mucha gente que somos falleros y estamos cansados de esta sensación de enfrentamiento. Me preocupa», dijo en relación a la asamblea de esta noche, que se prevé especialmente tensa y llena de reproches.

Y, por ejemplo, fue crítica con un comentario del edil Guiseppe Grezzi que, una vez Fuset ya había pedido disculpas por su actitud del sábado, se refirió a la Interagrupación como «matones mafiosos amendrentando a quiénes se atrevan a plantarles cara». Gómez aseguró que «eso no ayuda en nada. Lo rechazo tajantemente».

Pero también fue muy dura con Jesús Hernández Motes: «ya lo dije en el 9 d´Octubre» (en alusión a su presencia junto a ultraderechistas en una contramanifestación que acabó en batalla campal. «No se puede utilizar un cargo de este prestigio para hacer política. La Interagrupación también tiene mucho que reflexionar de cómo está representada».

«Tenemos mucho que hablar en positivo de las Fallas y si no podemos tener entendimiento, que salta a la vista que no, por lo menos respeto mutuo y a terceras personas» concluyó la edil.

Ayer fue día de declaraciones, porque también el alcalde Joan Ribó se refirió al tema pidiendo «tranquilidad a todos», a la vez que «respeto a la fallera mayor». Sobre el origen de la polémica fue tajante: «no tiene entidad una cosa de si tenemos que bailar tun día o dos días como para ofender o molestar a la fallera mayor».

A su vez, Ciudadanos reclamó «esa tranquilidad, primero que nadie, a Fuset» para después cargar contra Grezzi, preguntándose Fernando Giner «qué pinta en este barrizal. Se apunta a todas. una hora después de que el alcalde pida tranquilidad, aparece él llamando matones mafiosos a la Interagrupación. Esto es un desgobierno».

La Interagrupación, al cierre de esta edición, aún no había expresado las anunciadas disculpas públicas a la fallera mayor que ella misma les había solicitado en correspondencia al órdago lanzado contra ella en un momento, además, especialmente inoportuno en el plano personal.

Pero a la vez, falleros de todo tipo de tendencias criticaban especialmente a Grezzi, recordando que participaba en las protestas bajo el balcón municipal en el periodo 2012-2015 conocido como «Intifalla».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine