02 de mayo de 2018
02.05.2018

Tradición y denuncia

El "No es No" llega a las Cruces de Mayo

La comisión de Huerto San Valero-Avenida de la Plata incluye la denuncia social en su obra para el 3 de mayo

02.05.2018 | 04:15

La concienciación social contra los abusos sexuales, el acoso a las mujeres y, en concreto, la sentencia a La Manada ha llevado a la comisión de Huerto San Valero-Avenida de la Plata a convertir su Cruz de Mayo en un alegato social. Así, la obra realizada este año con motivo de la festividad de la Santa Cruz se decidió en el último instante. Los falleros y los propios niños de la comisión se han encargado de hacer una cruz a base de manos de colores que simbolizan las diferencias de opininón, pero que en este caso se unen bajo una misma opnión: el lema «No es No» que lo remata a los pies de la cruz. "Ha sido pensat i fet, pero de alguna forma demuestra nuestra sensibilización. Hasta ahora habíamos hecho cruces con un hilo conductor en lo que son los materiales de construcción, pero no temático" decía al respecto el presidente de la comisión Juan Ferrer "pero pensamos que era un mensaje que había que extender y inculcar a los infantiles. Va en contra del maltrato y en especial en repulsa a la sentencia de la manada". Una falla, como se comentó en las redes sociales de la comisión, "hecha con el corazón".

La de Huerto San Valero-Avenida de la Plata es una comisión modesta de efectivos, pero que no ha dudado en diferentes etapas su compromiso social. Años atrás, por ejemplo, en el año 2015 participaron en la Marcha del Orgullo, después de que dos de sus falleras, María Jesús Ramírez y Amparo Albiach, aparecieran en una revista vestidas de valencianas mostrando su amor.

La comisión está viviendo su, posiblemente, año más importante, después de haber conseguido, por primera vez en su historia, un primer premio, en este caso de ingenio, en los 27 años de vida. De hecho, no habían logrado otro galardón desde el año de su nacimiento, 1992, en que el premio fue un séptimo, también de ingenio. Vicente Espeleta supo configurar en "El Cementeri de l'hort" una falla pequeñita de tamaño, pero con la suficiente chispa como para ser la mejor de su categoría. Ni que decir tiene que Espeleta ha renovado, en el que será su séptimo año en la comisión.

A lo largo de este ya más de un cuarto de siglo han tenido algunos rasgos que han marcado su personalidad. Por ejemplo, haber tenido el casal en una caseta metálica durante muchos años. También fueron protagonistas involuntarios en 2001, cuando su entonces artista Manuela Trasobares generó una gran polémica al presentar una figura fácilmente atribuible a Rita Barberá de una forma que fue calificada de obscena y que llevó a los falleros a destruir el ninot. O que, durante varios años, la comisión fuera presidida por un invidente, Bernardo Menor. Actualmente, la comisión ha sabido sortear la precariedad de efectivos. De hecho, el pasado ejercicio ya contaban con 87 falleros, alejándose claramente de los últimos puestos y mirando el futuro con optimismo.

La Cruz de Mayo de Huerto San Valero ya está plantada, pero será en la noche del 2 al 3 cuando de verdad se hará la "plantà" masiva de las mismas. Lo Rat Penat convoca un concurso que premia las mejores. Comisiones de falla o de otras fiestas, parroquias o grupos vecinales se encargan de elaborar estas obras, algunas de ellas auténtico arte floral y decorativo, que serán visitables mientras las condiciones meteorológicas lo permitan. Y se convierten en un motivo de sobra para recorrer la ciudad visitándolas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine