O la Junta Central Fallera es muy optimista, o los "inputs" que llegan de cómo van a ser las Fallas de 2023 no son tan malos como se auguran. La verdad es que es algo que se sabrá con el tiempo pero, de momento, la propuesta de Clasificación de Fallas para las próximas fiestas prevé que las comisiones se gastarán cantidades incluso superiores a las de antes de la pandemia. A pesar de que las sensaciones más extendidas hablaban de un descenso en la cantidad de dinero que podrían destinar las comisiones en el apartado "Falla".

Esta es una de las conclusiones que se extraen de los baremos que se someterán a aprobación en el pleno de la Junta Central Fallera y en la posterior asamblea. 

Cada sección está encuadrada dentro de un intervalo de dinero entre la más barata y la más cara. En el actual sistema, cada comisión señala cuanto dinero va a destinar y a qué sección quiere ir (porque, con una misma cifra de dinero, se puede ir a más de una categoría). 

Propuesta de baremos para las Fallas 2023

Propuesta de baremos para las Fallas 2023

Cada sección puede tener entre 10 y 18 participantes. En caso de haber más de 18 hay un sistema por méritos que deshace los empates. 

Y llegados a ese momento, las tablas señalan dotaciones económicas superiores a las de antes de la pandemia. Es decir, las de las Fallas de 2020. En prácticamente todas las secciones. Desde la Especial, donde el mínimo pasa de 85.000 a 90.000 euros, a las medianas o las pequeñas. 

Sirvan ejemplos. La Tercera C se baremó en 2020 entre 11.000 y 14.500 euros. En estaocasión va de 13.200 a 16.500. Una subida de más de dos mil euros. 

Y también en las modestas: la Sexta C, por ejemplo, se pasa de una banda 5.000-6.100 a 6.000-7.000. 

Incluso el mínimo para entrar a concurso (y militar en Octava C) sube de 1.800 a 2.000 euros. 

Estas subidas también se observan en los baremos infantiles con ligeras oscilaciones siempre al alza. 

Estas cantidades concordarían con un desarrollo normal de la fiesta, sin los sobresaltos ocurridos desde marzo de 2010. En todo caso, queda la incógnita de cómo se digerirá todo lo sufrido con la pandemia. El escenario teórico no habría sido el de aumentar la dotación, sino incluso de descenderla, teniendo en cuenta que las fallas han perdido falleros. Por contra, este aumento en los baremos obligaría, proporcionalmente, a destinar más dinero al monumento de lo que se destinaba antes de todo lo sucedido -lo cual sería una excelente noticia-. Y en cualquiera de los casos, los artistas han advertido que, bajo una administración responsable, las fallas que salgan de los talleres han de ser más modestas a causa del aumento exponencial de los precios de los materiales.

Si no cambian las dotaciones, el tiempo es el que dejará claro si los temores sobre un descenso en el dinero destinado a la falla era o no infundado. 

En cualquiera de los casos, este baremo de 2023 muy sensiblemente inferior al de 2021, pero hay que recordar que éste era engañoso, puesto que unía el una dotación económica equivalente a un 150% de un ejercicio normal. 

En el pleno de la JCF también se someterá a votación si tanto los proyectos como los presupuestos de las Fallas 2023 se adelantan en el tiempo a antes del verano, abriéndose un plazo que iría del 14 de junio al 12 de julio.

Te puede interesar: