Consejos

Los mejores créditos para hacer frente a pequeños gastos

Conoce qué producto puedes contratar para hacer frente a un gasto imprevisto

27.09.2013 | 09:36
Los mejores créditos para hacer frente a pequeños gastos
Los mejores créditos para hacer frente a pequeños gastos

Diferencias entre minicréditos y créditos rápidos

  • Diferentes importes. Los minicréditos como máximo llegan a 300 euros mientras que los créditos rápidos alcanzan con frecuencia importes entre 6.000 y 12.000 euros
  • Los minicréditos buscan el solucionar problemas puntuales de liquidez sin que haya una financiación específica. Los créditos rápidos sí que se solicitan con una determinada finalidad.
  • El plazo de devolución de los minicréditos es mayoritariamente a fin de mes. Mientras, en algunos casos, los créditos rápidos alcanzan plazos de 6 años.
  • Los minicréditos no poseen pagos intermedios y los créditos rápidos sí. Es decir, en los primeros se pacta la devolución del nominal más la comisión más los intereses a una fecha determinada de un solo pago. En los segundos, la devolución se hace mediante pagos de cuotas periódicas, generalmente mensuales, como si fuese un préstamo normal
  • En cuestión de precios de estas financiaciones, en los minicréditos, las comisiones son una parte muy importante de la TAE ya que los intereses, al ser a poco plazo, no suponen mucho importe. En los créditos rápidos ocurre lo contrario, ya que al ser a más plazo, importa más el tipo de interés que las posibles comisiones en el cálculo de la TAE.

Uno de los productos que ha aparecido con mucha fuerza en estos últimos años son los conocidos como los minicréditos.  Es conveniente el no confundirlos con los denominados créditos rápidos. Se parecen en que su concesión suele ser rápida, pero los importes concedidos, plazos de devolución y finalidades suelen ser diferentes en ambos productos.

Los créditos rápidos sueles ser productos ligados a la banca online y a la banca telefónica, aunque recientemente ya las propias entidades tradicionales también los comercializan. Se solicitan importes mayores que en los microcréditos y se devuelven en plazos también superiores.

Los minicréditos son principalmente comercializados por entidades no financieras online, no siendo un producto que comercialicen las entidades financieras tradicionales. Entidades específicas de este tipo de microcréditos de reciente aparición suelen ser las entidades que los comercializan.

Los créditos rápidos poseen una finalidad concreta: unos gastos imprevistos de un importe ya considerable, una reforma del hogar, una cara reforma del coche,€. Los minicréditos son de importes más reducidos, desde 50 euros hasta cantidades de 300 euros, en los que no hay finalidad específica o concreta, sino que se destinan a solventar un problema de liquidez temporal o puntual y del cual enseguida se recuperará el solicitante, casi siempre cuando el cliente cobra la nómina a fin de mes.

Veamos unos ejemplos para ver la diferencia.
Entre los créditos rápidos, una de las entidades pioneras y punteras ha sido siempre Cofidis. Si miramos su oferta de productos, vemos por ejemplo su Crédito Proyecto Cofidis, en el cual desde una cuantía mínima de 4.000 euros y hasta una máxima de 15.000, con un plazo máximo de devolución de hasta 6 años, se puede solicitar una cantidad para cualquier tipo de finalidad.

Otra entidad que comercializa este tipo de créditos rápidos, pero que no es una entidad financiera sino un portal de ahorro y financiación P2P, es Comunitae, que permite solicitar una cuantía entre 600 y 6.000 euros con un plazo máximo de devolución de hasta 2 años.

El Crédito Rápido que comercializa BIGBANK es de similares características ya que puedes pedir dinero para lo que tú quieras, entre 500 a 10.000 euros, y con flexibilidad en la cuota a pagar cada mes y en el plazo de devolución del crédito (de 6 meses a 5 años).

Vemos que en todos los productos que ponemos la horquilla de importes es muy amplia, pero siempre con una finalidad determinada dirigida hacia un uso concreto: reformas, compras, viajes, €.
Si vamos ahora a los minicréditos, vemos que solo Comunitae comercializa el mismo producto para ambas financiaciones. El resto poseen productos diferenciados.

Minicrédito de Creditomas permite solicitar entre 50 y 300 euros. El Minicrédito de QuéBueno o el Minicrédito de Crédito Pocket manejan los mismos importes. Sí que son de concesión rápida, ya que en menos de 24 horas se dispone del dinero, pero es lo único que poseen en común con los denominados créditos rápidos que comentábamos antes.

Conclusiones
Hay que tener muy claro el motivo porque necesitamos solicitar cualquiera de estas dos financiaciones. Solicitar un minicrédito para solucionar un problema que se prevé solucionar en 3 o 4 meses y que implica el renovar mes a mes el producto solicitado, hará que el cobro de las comisiones cada vez que se renueva dispare el coste de la financiación (la TAE). Mejor será pedir un crédito rápido que facilite la devolución a más plazo y con un menor coste (menor TAE).

José Luis del Campo Villares, experto de iAhorro.

Finanzas personales

Las mejores ofertas de trabajo en Valencia.
Nuevos empleos como gestor contable y otras ofertas en Valencia

Nuevos empleos como gestor contable y otras ofertas en Valencia

Seleccionamos las mejores ofertas de trabajo en tu zona para ayudarte con esta ardua tarea

Buscar trabajo: 10 consejos para conseguir tu objetivo

Buscar trabajo: 10 consejos para conseguir tu objetivo

Descubre qué debes hacer para no perder ni una oportunidad y conseguir un empleo cuanto antes

Errores que debemos evitar en redes al buscar trabajo

Errores que debemos evitar en redes al buscar trabajo

La imagen que damos en los perfiles de redes sociales puede ser clave para nuestro futuro laboral