20 de octubre de 2015
20.10.2015
Negocios

Subastas de coches de segunda mano: así funcionan

Si vas a participar en una subasta, es importante tener en cuenta algunos de los conceptos que se usan en ellas

20.10.2015 | 17:36
Las subastas de coches es un negocio al alza.

La crisis económica produjo una contracción de la actividad económica en España. Una recesión que comenzó en el sector de la construcción y que afectó a todas las áreas. Ningún ámbito de la economía se salvo de los 'números rojos'.

En el sector automovilísitico, la reducción de la demanda provocó inicialmente una caída de las ventas que se sobrepuso gracias a los dintintos planes de estímulo puestos en marcha.

A su vez, cada mes la combinación de 'subastas de coches' registra en Intenet un gran número de búsquedas. En concreto, una media de 12.100 búsquedas en Google en el último año en España.

Un negocio secundario dentro del sector que comenzó a crecer en el año 2010 cuando las ventas de vehículos de ocasión se incrementaron un 2% 2010, según un informe de la firma de análisis de sectores DBK.

Cinco años después, las ventas de vehículos de segunda mano continúan al alza. En el primer primer cuatrimestre de 2015, este negocio ha incremetado un 13% su actividad, según el comparador 'online' del sector, Rastreator.com.

¿Necesidad? ¿Alternativa frente a la crisis? Durante los cuatro primeros meses de este año 2015 por cada coche nuevo se han vendido 2,2 coches de segunda mano.

Paralelamente a los vehículos de ocasión, por el mercado circulan coches que han sido puestos en venta por las empresas de renting, por el propio Estado o incluso provienen de embargos que han realizado las entidades bancarias.

En estos casos se ha observado un nicho de mercado en el que las empresas van en busca el mejor postor. Hablamos de las subastas de coches.

Funcionamiento

La mecánica de las pujas difiere según el ente que lleve a cabo la venta. Si son instituciones gubernamentales las que organizan eventos de este tipo, tales como ayuntamientos, CC.AA o el Gobierno Central, estas son las que se encargan de informar a través del BOE o del Boletín Oficial de la Administración correspondiente.

En el ámbito privado, existe una gran cantidad de empresas que ofrecen todo tipo de subastas. Desde la forma tradicional a las que acuden usuarios en la búsqueda de alguna ganga, hasta concursos online a los que se puede acceder desde cualquier parte del planeta.

En el caso de BCA, una empresa de remarking, también existe la posibilidad del establecer un precio fijo. En esta técnica el vendedor publica en la web el precio que desea conseguir por su vehículo. Si alguien está interesado en él es suficiente con hacer click en el botón y ya pasa a ser de su propiedad. Aquí lo importante no es ser el que más puja, sino el más rápido.

A tener en cuenta

Si vas a participar en una subasta, es importante que aprendas algunos de los conceptos que se usan en ellas. Desde el precio de reserva, que consiste en que el vendedor designa un precio por encima del que se compromete a vender el vehículo. Una vez establecido, el vehículo se pone en concurso a la espera del mejor postor.

También puede darse el caso de que el vehículo no llegue al precio de reserva, pero el subastador cree que precio conseguido es razonable y por ello el vendedor debe aceptar la puja. En esta situación estamos ante una venta provosional donde la empresa negociará como un intermediario entre vendedor y comprador con el objetivo de alcanzar un acuerdo.

Otra palabra que forma parte de esta jerga y que es importante tener en cuenta es el acrónimo REBU. Los vehículos que se acogen bajo el régimen de bienes usados están habilitados a declarar el IVA únicamente por la diferencia entre el precio de compra y el de venta. No hay IVA que deducir.

Trámites para acceder a la subasta

Si tienes claro que quieres ir a una subasta pública, puesto que es el mejor sitio donde comprar coches embargados, los trámites no son muy laboriosos. Tan sólo necesitas el DNI y consignar un 25% del precio de salida del bien por el que quieres pujar, mediante cheque certificado a nombre de la Tesorería General del Estado.

En cambio si se realiza a través de Internet, dependerá de cada portal web aunque habrá que registrarse y aportar los datos personales. En este caso la transparencia resulta fundamental para no ser víctima de una estafa.

Recomendaciones

Pese a que el motivo principal de participar en una subasta es el precio, ya que puedes encontrar vehículos por un precio inferior al de mercado, no hay que dejarse guiar solamente por este factor. Desde Autobild aconsejan además fijarse en algunos detalles.

Uno de ellos es el kilometraje. Si estás pensado en realizar una compra en las subastas, debes exigir un documento en el que se certifiquen los kilómetros reales del coche.

Otro de los requisitos que debes exigir es que el vehículo posea el libro de mantenimiento oficial o un documento que acredite el historial del vehículo. Además, este portal web aconseja llevarlo a un mecánico a que revise los puntos estratégicos del coche.

El proceso de venta es tan largo, en concreto si el vehículo procede de la vía contenciosa, que cuando el coche sale a subasta muchas veces puede haber pasado años sin moverse.

En cualquier caso, si sabes cómo manejarte y llegas en el momento adecuado puedes conseguir una verdadera ganga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook