01 de agosto de 2015
01.08.2015

La oposición de Alaquàs impone al PSPV sueldos que triplican el gasto de 2014

Compromís defiende que todos los grupos necesitan recursos para trabajar «porque el PSOE necesita que lo controlen» - La alcaldesa renuncia al dinero que le asignan porque ella ya estaba jubilada y tenía su pensión

01.08.2015 | 04:15
La oposición de Alaquàs impone al PSPV sueldos que triplican el gasto de 2014

Los grupos municipales de Compromís, Canviem „la marca instrumental de Podemos„ y Esquerra Unida, en la oposición, sacaron el jueves adelante su propuesta de salarios y número de concelajes liberados y asesores en el Ayuntamiento de Alaquàs, con los votos del Partido Popular. Su planteamiento, que supone multiplicar por tres el coste en sueldos políticos que había en 2014, se impuso al que presentaba el gobierno socialista, en el que el dinero se repartía de forma diferente.

La propuesta consiste en asignar al gobierno tres sueldos de 27.241 euros cada uno, por liberaciones con un 80% de decicación para la alcaldesa y dos concejales. Y también incluye crear un puesto para un asistente de la alcaldesa por 22.701 euros. Por su parte, los cinco grupos de la oposición también tendrán salarios. El PP, Canviem y Ciutadans dispondrán de un edil liberado cada uno que cobrará 22.701 euros, mientras que Compromís y EU optan por un asesor parcial por 13.621 euros.

Esta estructura supone un coste anual de 199.000 euros, frente a los más de 60.000 que se estaban pagando en los ejercicios 2013 y 2014, a los dos ediles con sueldo del gobierno socialista „uno a jornada completa que percibía 43.000 euros y otros con un 40% de dedicación, que cobraba 17.500„, más los complementos de los funcionarios asignados a Alcaldía. Aunque el mandato había comenzado con un gasto superior, el edil de Bloc-Verds renunció meses después a su sueldo y posteriormente la alcaldesa también, al comenzar a cobrar su jubilación.

Para Compromís, que ha liderado este proceso, se produce un aumento del gasto porque los diferentes grupos de la oposición «necesitan recursos para hacer su trabajo, lo que supondrá más control del gobierno local y una menor gestión, que revertirá en los vecinos». La portavoz, Consol Barberà, considera que su propuesta «es más democrática» porque se reducen los salarios, aunque haya más, y se acaba con las diferencias de sueldo entre gobierno y oposición, y entre portavoces y ediles. Además, la concejala incide en que «la experiencia ha demostrado que al PSOE de Alaquàs es necesario controlarlo porque en estos años han aumentado el endeudamiento, entre otros temas, y para eso hay que hacer más oposición y estar aquí».

Semanas de negociación
La propuesta se planteó como alternativa a la primera que puso encima de la mesa el PSOE hace semanas. Tras diversas negociaciones en las que ambas se han modificado, los socialistas llevaron otra al pleno en la que «con la intención de buscar el consenso», se otorgaban también sueldos a todos los grupos, con una dedicación del 70 % al 35 %, según los votos que habían obtenido.

Los socialistas remarcan que con la nueva propuesta, la oposición tendrá cinco personas con sueldo, sin tener responsabilidades de gestión, y el gobierno sólo tres, «algo incomprensible». «Con esta medida un concejal o concejala de la oposición sin responsabilidad de gobierno podrá llegar a cobrar más de 1.400 euros al mes, mientras que uno de gobierno se quedará en menos de 600», denuncian. Además, inciden en que el PP firmó en campaña electoral ante notario la supresión de los asesores pero ahora vota la propuesta.

La alcaldesa Elvira García ya ha anunciado que renuncia al sueldo y no entiende que lo aprueben «cuando dije por activa y por pasiva que no iba a cobrar». «Ahora ya sabemos que la única pretensión de las nuevas fuerzas políticas tenía un objetivo muy claro: el aumento de comisiones y retribuciones para su propio beneficio, en el que por desgracia no se encuentra trabajar por el bienestar del conjunto de los vecinos», han criticado en el PSPV para insistir en que las remuneraciones son «excesivas y desproporcionadas respecto del número de ediles que los vecinos y vecinas les dieron en las urnas». El PSPV insta a los grupos a «explicar a los vecinos esta incoherente, excesiva en el gasto y nada justa propuesta».

Por su parte, el edil de Ciudadanos, Juan Carlos Mellado, votó en contra de ambas propuestas al rechazarse su enmienda contra la asignación a los grupos municipales „3.000 euros al año y 50 mensuales por concejal„ porque «discrimina a los grupos pequeños» y también rechazó que se impusiera sueldo a la alcaldesa «cuando ella no quiere cobrar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine