23 de octubre de 2015
23.10.2015
Falleras mayores

«Ya era hora de que una fallera mayor fuese de pueblo»

Los vecinos de Quart reciben el nombramiento de la Fallera Mayor Infantil con tanta ilusión «como si hubiera tocado la lotería»

23.10.2015 | 12:47
Reacciones de los vecinos de Quart y la Malva-rosa al nombramiento de sus falleras
Play
«Ya era hora de que una fallera mayor fuese de pueblo»

El barrio de La Cebollera de Quart de Poblet era ayer un hervidero de corrillos en los que se sólo se comentaba una cosa: el nombramiento de una de las vecinas más jóvenes, Sofía Soler, como nueva Fallera Mayor Infantil de Valencia. «Estábamos convencidos de que iba a ser la elegida porque es perfecta para el cargo; vale mucho, es encantadora y fallera hasta la médula. Lo tiene todo», aseguraba sonriente una integrante de la comisión General Asensio-Marqués de Solferit, la misma de la pequeña.

Su abuelo Paco fue uno de los fundadores de la falla y uno de los personajes más recordados durante todo el día de ayer. «¡Madre mía, si pudiese verla hoy!», decía emocionado José Álvarez, vecino del casal. «Su abuela, desde luego, está que no cabe en sí de gozo, y sus padres, igual. Y la niña... tiene una ilusión tremenda; la verdad es que ha sido una alegría grandísima para todos».

Sus vecinos de calle hicieron incluso un grupo de WhatsApp con el que siguieron todo el proceso de nombramiento. «Estábamos pendientes y, en cuanto la llamaron, empezamos a felicitarla en masa», cuenta Antonia Martínez. Ese mismo día, en cuanto Sofía regresó del «cap i casal», le entregaron «un pequeño regalo» en forma de «un cheque-regalo para que se compre lo que quiera».

Y es que la sensación de euforia era ayer generalizada en el barrio de la pequeña, donde su elección ha sido recibida como un premio extraordinario no sólo para la falla, sino para el pueblo entero. «Es un orgullo para Quart „afirmaba Nati Peña„ porque va a hacer que tenga aún más nombre y que lo conozca más la gente».

Para otros (los más), la elección de Sofía Soler significa el inicio de un «proceso imparable» que implica a todos los municipios del área metropolitana que están en la Junta Central Fallera: Quart, Mislata, Xirivella y Burjassot. «Ya era hora „dijo Juani Clemente„. Todas las falleras mayores eran siempre de Valencia y los pueblos sólo podíamos aspirar a estar en la Corte de Honor. Parecía que no existiéramos, pero existimos y tenemos mucho que decir. Ya verás».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine