24 de octubre de 2015
24.10.2015

Guanyar-EU deja el tripartito de Catarroja tras la expulsión de su portavoz Rosa Pérez

Monzó (Compromís) la acusa de haberle faltado al respeto y ella responde que la coalición nacionalista vulnera el pacto - La decisión la ha adoptado Compromís, lo que fractura al tripartito que mantiene con el PSOE y la plataforma ciudadana

24.10.2015 | 00:51

Los miembros de Guanyar Catarroja decidieron ayer por la noche abandonar el equipo de gobierno tripartito que formaban junto a Compromís y PSPV después de que el alcalde Jesús Monzó retirase por sorpresa las competencias a la concejala y portavoz de esta formación Rosa Pérez (Guanyar-EU), tal como ayer adelantó Levante-emv.com.

Tras una reunión mantenida en el sento de Guanyar, a primera hora de la noche la plataforma hizo un comunicado en el que expresaba que «tras la expulsión que han hecho hoy de nuestra portavoz, han expulsado del gobierno a Guanyar. A partir de ahora estamos en la oposición porque Compromís unilateralmente ha roto el pacto. Y exigimos que este pacto por el que le dimos la alcaldía a Jesús Monzó se cumpla en todos sus términos, algo que no se ha hecho desde el primer momento».

Con la expulsión de Rosa Pérez y el paso de los cinco ediles de Guanyar a la oposición, Monzó deja al gobierno de Catarroja en minoría y fractura un acuerdo que costó semanas firmarse, antes de las elecciones, ya que ha sido Compromís la formación que ha tomado la decisión, y plantea a Guanyar el dilema de si seguir o abandonar el gobierno.

Por la mañana, el alcalde Monzó explicó a Levante-EMV que la retirada de competencias se acordaba ante las «reiteradas faltas de respeto» a su persona, «tanto en reuniones privadas como en el ámbito público», lo que ha supuesto una «pérdida de confianza». Posteriormente, en un comunicado, Compromís aludió también a «deslealtades al equipo de gobierno» por parte de Pérez.

La decisión, según explicó la formación valencianista está respaldada por el resto del grupo municipal y por la asamblea de Compromís, que se reunió el día anterior, y se comunicó al PSPV-PSOE antes de ejecutarse, aunque no se recabó su opinión previamente.

Los socialistas reconocieron ayer que llevaban meses mediando entre ambas fuerzas para que no se llegara a este extremo y lamentaron que «los personalismos» hayan derivado en esta crisis. Este grupo aseguró que «el interés general ha de estar por encima de una riña personal» y apeló al resto de integrantes de Guanyar a que se mantengan en el gobierno local. «Se trata de un tema personal y no político, con acusaciones muy graves, pero no compartimos las formas con las que se ha tratado, a nuestro entender, estas cuestiones deben tener otro tipo de solución», sentenciaron.

El azote de Alfonso Rus
En la práctica, la también diputada provincial Rosa Pérez dejará de dirigir las áreas de Bienestar Social y Cultura, y de ser la primera teniente de alcalde, cargos que obtuvo en el marco del pacto tripartito, al haber obtenido Guanyar los mismos cinco concejales que Compromís, aunque los nacionalistas tenían más votos. Pérez es la líder local de Esquerra Unida y la diputada provincial que en el pasado mandato destapó el escándalo de la empresa pública Imelsa, ahora bajo investigación judicial, lo que precipitó la dimisión del entonces presidente de la corporación provincial, el popular Alfonso Rus.

«Me reservo tomar medidas»
Por su parte, Jesús Monzó consideró ayer que «no todo vale en política». «No voy a tolerar ninguna falta de respeto, ni personal ni como alcalde, para lo que me reservo tomar medidas», dijo para añadir que la sanción no se aplicaba al resto de concejales de Guanyar.
En esta línea, Compromís lamentó «profundamente» los hechos aunque defendió que «era imprescindible tomar la decisión para garantizar la estabilidad y el buen gobierno de Catarroja».

En el otro extremo, Guanyar Catarroja valoró que el pacto tripartito que llevó a Monzó a la alcaldía «ha sido vulnerado por él mismo desde el primer día». La plataforma defendió su «generosidad» al renunciar a la alcaldía „inicialmente pedían un turno„ a cambio de un acuerdo que creen que no se cumple.

Guanyar reconoció en declaraciones a este periódico su «asombro» por la expulsión del gobierno de su edila, ya que, según su versión, se produjo tras una reunión en la que fue la plataforma la que pidió más respeto «y todo pareció ir bien». Por ello, creen que la actuación de Monzó «revela el talante y la personalidad de la persona que la ejecuta». «Ningún alcalde ha de creerse más o por encima de sus compañeros de gobierno» porque «no es su gobierno, es el gobierno de la ciudadanía de Catarroja», aseveraron fuentes de la formación.

La plataforma criticó que «ante una oportunidad histórica para recuperar Catarroja, algunos sólo piensan en sus números». «Igual que combatimos contra lo indigno en las legislaturas anteriores, pelearemos sin tregua por recuperar la dignidad de unas instituciones que vuelven a mirar a la cara a la ciudadanía. Y sea quien sea quien no respete los acuerdos, nuestra portavoz y su grupo lo exigirán», concluyeron fuentes de la formación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine