21 de noviembre de 2015
21.11.2015
Paterna

La empresa de la guardería de Fuente del Jarro deja la gestión y exige al consistorio 1,1 millones

La UTE considera que la escuela infantil municipal del polígono no es rentable ya que tiene matriculados a 45 niños cuando su capacidad es de cien

23.11.2015 | 11:38
La empresa de la guardería de Fuente del Jarro deja la gestión y exige al consistorio 1,1 millones

La empresa que gestiona el servicio de guardería del polígono industrial Fuente del Jarro ha solicitado por registro de entrada en el Ayuntamiento de Paterna la resolución unilateral del contrato. La UTE formada por Tot Animació y Gecopsa que gestiona esta escuela infantil, y cuyo contrato de servicio fue adjudicado en enero de 2007, reclama ahora el pago de 1,1 millón de euros más IVA, que el consistorio se haga cargo del personal contratado en la empresa y que se fije una fecha para que el el municipio recepcione, antes del 12 de junio de 2016 el edificio, que es de propiedad municipal.

Según han explicado fuentes del ayuntamiento, la gestora considera que el negocio no es rentable y el contrato firmado en 2007 por el entonces gobierno del PP les permitiría renunciar a la concesión de forma unilateral y que el consistorio les compense económicamente. Las mismas fuentes señalaron que la guardería tiene una capacidad para cien niños y que para que salga rentable deberían estar matriculados unos 60. Actualmente, a la guardería únicamente acuden 45 niños y la empresa paga un canon anual de 9.000 euros.

El ejecutivo local socialista explicaba ayer que, para continuar prestando el servicio, la empresa pidió al anterior gobierno un incremento de la concesión de 25 a 40 años, un aumento del canon variable o el establecimiento de una compensación económica anual. «Pero el ayuntamiento sólo aceptó un incremento de las tarifas, que finalmente también repercutió de forma negativa en el número de alumnos y alumnas», aseguraban ayer las fuentes municipales.

La anterior alcaldesa Elena Martínez se comprometió en abril a «rescatar la escuela infantil del polígono con una inyección económica para evitar su cierre». La regidora popular explicó entonces que la guardería había sufrido un «desequilibrio financiero» debido a la crisis, al tener menos matrículas por el cierre de empresas en el polígono. «Nos haremos cargo desde el ayuntamiento para que siga abierta», afirmó Martínez.

Ayer, y a través de un comunicado, el actual alcalde Juan Antonio Sagredo, responsabilizó al PP de la actual situación «porque no se le ha dado una solución económicamente viable a la mercantil que gestiona la escuela». Sagredo aseguró que el ayuntamiento «vigilará que el servicio actual continúe prestándose con absoluta normalidad hasta final de curso» y ha anunciado una reunión con la UTE «para abordar posibles soluciones viables y que el servicio, del que se benefician medio centenar de familias, pueda continuar también el año que viene».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine