28 de noviembre de 2015
28.11.2015

Aerte espera que la administración solucione ya la deuda con las empresas que atienden a los dependientes

El Consejo de Ministros aprobó el viernes, 20 de noviembre, el reparto de los 1.471 millones de euros del remanente del Fondo de Liquidez Autonómico que le corresponden a la Comunitat Valenciana

27.11.2015 | 23:39

Esta semana acaba el plazo dado por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para hacer frente a los pagos que se encuentran pendientes con las entidades que prestan servicios a personas dependienta por todo el territorio de la Comunitat Valenciana.

La deuda acumulada durante este año ha alcanzado niveles muy elevados y en algunos casos, como el de los bonos residencia, no se ha hecho ningún pago desde enero agravando la situación de las residencias y centros de día que atienden a las personas que se encuentran en situación de dependencia.

De hecho, la semana pasada se publicaba el concurso de acreedores de una residencia histórica de la provincia de Valencia con casi 30 años de existencia. Ya a principios de mes los sindicatos UGT-PV y CCOO-PV, junto con AERTE, LARES y otras entidades del sector solicitaron a la Vicepresidenta Mónica Oltra una reunión para concretar las condiciones del compromiso mantenido por la Conselleria y que el pago del mismo se haría, independientemente de la llegada del Fondo de Liquidez Autonómica. El Gobierno aprobó el viernes el reparto del remanente del FLA por lo que esperamos que el pago sea inmediato.

Sabemos que la situación económica de la Administración es muy complicada y que debemos resolverla en los próximos meses trabajando para obtener una mejora de la financiación de nuestra Comunidad Autónoma.

No podemos depender de los fondos de liquidez puntuales para acometer los servicios que debemos prestar a los ciudadanos por lo que debemos establecer mecanismos que nos permitan atender esos pagos con cargo a los recursos propios de la Generalitat Valenciana. Es verdad que se ha avanzado mucho en el pago de las prestaciones de dependientes pero hay muchos otros que están atendidos mediante otras prestaciones y servicios con el mismo fin y que no están siendo atendidos, por ejemplo el bono residencia, las residencias públicas que gestionan empresas privadas mediante concursos públicos o aquellas que atienden a personas con trastorno mental grave. Cuando se transmite que se encuentra todo el sector al día respecto a los pagos se genera mayor incertidumbre y malestar entre los operadores.

Pero esto es en el lado de los ingresos, en la parte de los gastos debemos hacer un esfuerzo para hacer más eficiente el resultado de los recursos que los ciudadanos ponen a disposición de las administraciones para atender las necesidades de las personas en situación de dependencia. Eso quiere decir no gastar ni un euro menos de lo que es necesario para atender un servicio de calidad pero ni un euro más de lo imprescindible para no derrochar los escasos recursos públicos.

La calidad de los servicios prestados tiene que medirse por el índice de satisfacción de las personas que lo reciben y no por el tipo de entidad que se lo presta. En el sector hay servicios que se prestan por la administración directamente, a través de empresas que gestionan tras un concurso público, o por empresas privadas o entidades asociativas, es decir, de diversas maneras pero con el único objetivo de atender a las personas con calidad y profesionalidad.

Durante todo estos años la cooperación público-privada ha trabajado para implantar y fortalecer un estado del bienestar y el resultado ha sido bueno. En todo el país tenemos pruebas de ello. La semana pasada en la entrega de los decimoterceros Premios ACRA, la Asociación Catalana de Recursos Asistenciales de Cataluña, en Barcelona se pusieron en valor las ventajas y el buen funcionamiento de esta cooperación por parte de la Vicepresidenta y Consellera de Bienestar Social, Neus Munté, y de la Presidenta de ACRA, Cinta Pascual.

Ambas insistieron en que esta colaboración funciona y que debemos seguir trabajando para mejorarla y potenciar sus ventajas.

Desde AERTE podemos decir con orgullo que gracias a la labor que desarrollan nuestros asociados estamos ayudando a que los servicios sociales pueden desarrollar su labor día a día. Estas entidades asumen los retrasos en los pagos y siguen prestando el servicio pero si se alcanzan niveles de deuda muy elevados se pueden acabar bloqueando.

AERTE seguirá trabajando para poner a disposición de los ciudadanos de nuestra comunidad autónoma todos sus servicios, recursos y profesionales junto con las distintas administraciones públicas para ofrecer una atención de máxima calidad a todos ellos. Para ello, como entidad más representativa del sector, se pone a disposición de la Conselleria para mantener reuniones en las que poder aportar nuestra propuestas y ser informados como se ha hecho con otras entidades la semana pasada sobre la explicación del presupuesto del ejercicio 2016 y las políticas que se van a desarrollar en los próximos meses en coherencia con la pretensión del Consell de implantar una política participativa con todas las entidades que intervienen en el sector

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine