05 de enero de 2016
05.01.2016

La gestora abandona la piscina de Torrent y deja en la calle a usuarios y trabajadores

La concesionaria de la Cotxera alega pérdidas económicas ocasionadas por una grieta en el vaso pendiente de reparar desde 2011 - El consistorio busca restablecer el servicio derivando a los beneficiarios a Parc Central hasta que haya una solución

05.01.2016 | 04:15
La gestora abandona la piscina de Torrent y deja en la calle a usuarios y trabajadores

Año Nuevo, piscina... cerrada. Así se la encontraron ayer empleados y usuarios del complejo La Cotxera de Torrent de buena mañana. La concesionaria, la empresa Y tú qué haces SL, ha abandonado la actividad de forma unilateral dejando colgados a más de 600 personas y despidiendo a sus ocho trabajadores en el recinto. Ahora, el ayuntamiento busca una solución para tratar de reestablecer el servicio que pasa por intentar reubicar a los afectados en el polideportivo de Parc Central, reforzando el transporte, y decidir si se asume la gestión de la piscina de forma directa o vuelve a licitarse, tal como explicó la concejala de Deportes, Nadia Marín. También se contempla congelar los abonos para una futura apertura.

La concesionaria se hizo cargo del complejo de la Cotxera en 2011 mediante concurso. Previamente, la gestionó Gaia, explotadora de Parc Central, desde su inauguración en 2005 hasta que acordó con el ayuntamiento rescindir el contrato. La nueva adjudicataria accedió a las instalaciones con unas condiciones más ventajosas. 10.000 euros de canon anual „Gaia pagaba 50.000„ pero con tres años de carencia. «El cuarto que sí debía pagarlo lo adeuda y no hay expediente abierto por ello. Además deben luz y agua», explicó el concejal de Gestión de Recursos, Andrés Campos.

La nueva gestora ya advirtió en mayo de 2011 cuando firmó el contrato que existía una fisura en el vaso de la piscina y que Gaia o el Ayuntamiento, como responsable subsidiario, debían repararlo, reveló Campos. Este es uno de los argumentos que esgrimió la empresa en el documento presentado por registro de entrada el pasado 4 de diciembre en «el que solicitaba la resolución del contrato por causas imputables a la administración con pérdidas de hasta 60.000 euros», detalló el edil. Andrés Campos señaló que el cierre es «una medida desproporcionada de la empresa, ya que todavía no ha acreditado de manera adecuada las pérdidas que asegura arrastra».

Durante estas semanas técnicos municipales realizaron una inspección a las instalaciones y han alertado de numerosas deficiencias en el servicio. «El ascensor no funciona, las gradas están clausuradas y la máquina deshumidificadora no se ha enchufado en años para no gastar luz», denunció Campos que acusó al anterior gobierno del PP «de dejación y no de controlar sus instalaciones, como en Parc Central». En esta línea incidían algunos de los trabajadores. «Ya alertamos en diciembre al ayuntamiento de que faltaba cloro, productos de limpieza, máquinas que no se reparaban y la humedad estaba creando hongos que pueden provocar infecciones», denunciaban ayer.

Los empleados demandarán

Por su parte, David Alcón, representante de los trabajadores, relató que cuando llegaron «habían cambiado la cerradura y no podíamos entrar. Y a media mañana el abogado de la empresa nos entregó la notificación de despido por objetivo por causas económicas». Alcón advirtió que «vamos a denunciar a la empresa y al consistorio como responsable subsidiario tras dos meses sin cobrar».

La otra cara era la de los usuarios que ayer acudían a las instalaciones, muchos con el bono anual pagado. Los trabajadores anotaron sus nombres y teléfonos para que al Ayuntamiento les comunique la solución. Al complejo, también asisten tres colegios „dos de educación especial„, una guardería, Adisto y Espurna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine