13 de enero de 2016
13.01.2016
Nacimiento

Una mujer da a luz en el cuarto de baño de su casa de Albalat dels Sorells

Su marido le asistió con las instrucciones telefónicas de un médico hasta que llegaron dos policías para ayudarles

13.01.2016 | 19:04

Una mujer de nacionalidad rumana y vecina de Albalat dels Sorells dio a luz la pasada madrugada del domingo en el cuarto de baño de su vivienda, acompañada únicamente de su marido, de la hija de éste de unos seis años de edad, y de su suegra. Durante el parto, un médico con el que contactó la familia a través del Centro de Coordinación de Emergencias, estuvo indicando por teléfono al marido de la parturienta qué debía hacer para asistirle.

Y apenas un minuto después de que la mujer diese a luz, una pareja de la Policía Local de Albalat llegó a la vivienda y ayudó a la nueva madre y al recién nacido, e incluso le practicaron el pinzamiento en el cordón umbilical al bebé con una pinza que cogieron de un tendedero. «Ha sido un servicio muy bonito», resumía ayer el agente Sergio Villalba, que junto a su compañera Eva Díaz, cuidaron de la mujer y el niño hasta que diez minutos después llegó el SAMU para llevarse a ambos al hospital Clínico de Valencia.

Los dos policías se encontraban de servicio cuando a las 2.33 horas del domingo recibieron un aviso del 112 pidiéndoles que se desplazaran hasta un piso de la calle Comandante Martí de Albalat para atender un parto. «Estábamos muy cerca, pero justo cuando estábamos a punto de entrar en el piso (a las 2.36, según figura en el parte) recibimos otra llamada del 112 diciéndonos que el niño ya había nacido», recordaba ayer Sergio. «Cuando entramos al cuarto de baño vimos a la mujer dentro de la bañera, con el recién nacido y su suegra, mientras su marido hablaba por teléfono con un médico», describe el agente.

«El hombre nos pasó el teléfono y el médico del 112 nos dijo que lo primero era comprobar que el niño lloraba, y lo segundo era estabilizar a la madre y al niño, taparles para que no cogieran frío y coger una pinza para hacer el pinzamiento del cordón». Según explica el policía, todos estaban bien, aunque bastante nerviosos. El padre les explicó que el parto estaba previsto para el 23 de enero pero que su mujer empezó a encontrarse mal mientras estaban durmiendo. «Parece que fue muy rápido. Se levantó, fue al cuarto de baño, rompió aguas y enseguida tuvo al niño», relataba ayer Sergio.

Diez minutos después de la primera llamada del 112, una unidad del SAMU llegó a la calle Comandante Martí para trasladar a la madre y el bebé al hospital Clínico. «Aún no hemos podido hablar con ellos, pero suponemos que están bien», explicaba ayer el agente. «Llevo ocho años en la Policía y es la primera vez que intervengo en algo así. Ha sido muy emocionante, aunque me hubiera gustado haberles podido ayudar desde el primer momento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine