20 de enero de 2016
20.01.2016

Quart aprueba ayudas para los refugiados

El consistorio ha mantenido las partidas del 0,7 sin reducciones a pesar de la crisis

20.01.2016 | 12:32

El Ayuntamiento de Quart de Poblet ha entregado una subvención directa de 1.800 euros a Cruz Roja Española para ayudar al despliegue de unidades móviles de salud que apoyen la asistencia sanitaria prestada por la organización no gubernamental a los miles de refugiados llegados en los últimos meses a las islas griegas, en concreto, de Samos y Chíos, dos de los principales puertos de entrada de personas migrantes hacia Europa, según informan desde la Concejalía de Paz y Solidaridad, que dirige Lucía Fernández Sevilla.

En concreto, Cruz Roja Española cuenta en el terreno con tres equipos humanos integrados por 1 jefe/a de equipo, médicos, enfermeros/as y delegados/as de apoyo psicosocial, que ofrecen tanto atención básica sanitaria a la población recién llegada y derivación, en su caso, a los hospitales de zona, como apoyo psicosocial (información básica y relevante, establecimiento de áreas seguras y de juego para menores y colaboración con el programa de restablecimiento de contactos entre familiares).

El pleno de Quart de Poblet aprobó en octubre una moción consensuada por todos los grupos políticos para declarar el municipio Ciudad Refugio y articular los mecanismos necesarios para acoger a personas migrantes, ofreciéndose para ello tanto a la Unión Europea y al Gobierno Central como a la Generalitat Valenciana, aunque se sigue a la espera de que realmente se produzca esa llegada y, mientras tanto, la ayuda se dirige a los campamentos, donde se necesita de forma acuciante.

A esta subvención se suma otra de 1.200 euros, destinada a un proyecto de ayuda a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), devastados por las graves inundaciones que se produjeron el pasado mes de octubre. La iniciativa, desarrollada por la Federación de Asociaciones de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, destaca que las dos wilayas (campamentos) más afectadas son las de Auserd y Dajla, lo que ha llevado a la declaración de zona catastrófica.

La situación ha provocado cuantiosos daños en las infraestructuras y edificios públicos, pero sobre todo en las viviendas familiares (tiendas de campaña y casas de adobe), muchas de las cuales se vinieron abajo. Numerosas familias perdieron sus casas y todas sus pertenencias, incluidas las escuetas reservas de alimentos con las que contaban, y el objetivo es cooperar en su subsistencia y en la recuperación de la zona.

El Ayuntamiento de Quart de Poblet, que ha mantenido su aportación del 0,7 a pesar de la crisis, cuando la mayoría de municipios y ciudades la redujo considerablemente o la eliminó, destina un 10% del 0,7 a ayudas de emergencia, canalizadas a través del Fons Valencià per la Solidaritat. No obstante, además de esa aportación, que el año pasado se destinó también a campamentos de refugiados, aprueba subvenciones como estas dos para cooperar en casos de emergencia o extrema necesidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine