02 de febrero de 2016
02.02.2016

Alboraia dice que era «evidente» que no podría pagar el soterramiento del metro

El presupuesto local no supera los 18 millones y el fallo le obliga a abonar al Consell una deuda de 29,5

01.02.2016 | 22:01
Alboraia dice que era «evidente» que no podría pagar el soterramiento del metro

El fallo del juzgado de lo Contencioso Administrativo número 6 de Valencia que obliga al Ayuntamiento de Alboraia a pagar los 29,5 millones que aún le adeuda a la Generalitat por el soterramiento de las vías del metro ha caído como un jarro de agua fría en el consistorio. El alcalde Miguel Chavarría ha asegurado que «no se le debería exigir al municipio que costease unas obras del metro que han supuesto una clara mejora para toda la línea» y «se ha demostrado que el soterramiento beneficia a toda la infraestructura».

El munícipe ha apuntado que es «evidente» que Alboraia «nunca ha podido hacerse cargo de un coste tan elevado». Chavarría detella que el presupuesto total del municipio «no va más allá de los 17 o 18 millones de euros anuales y por lo tanto es prácticamente imposible para nuestros ciudadanos pagar esos 30 millones de euros. Resulta tan incomprensible para nosotros como que se nos exigiese costear las recientes mejoras realizadas en la línea de tren o en la autovía V-21, por los tramos que discurren por nuestro municipio», explica el alcalde.

El mismo alcalde recordó que desde la oposición, tanto el PSOE como Compromís advirtieron en su día que dicho coste no podía ser asumido por los ciudadanos de Alboraia. «Ahora desde el gobierno, estoy seguro de que encontraremos soluciones viables tanto para la Generalitat como para el Ayuntamiento» comenta el alcalde que anuncia que «Tenemos la oportunidad de retomar un transporte metropolitano que dé verdadero servicio y racionalice la comunicación con Valencia de todos nuestros pueblos, ya que la relación de interdependencia es evidente y se ha de abordar en toda su dimensión».

«Lograr réditos era una falacia»

Por otra parte, la concejala de Urbanismo, Ana Bru asevera que fue «una auténtica falacia pensar que el PGOU podría obtener réditos suficientes para pagar estas obras. Aún así, los convenios urbanísticos con los propietarios afectados por el soterramiento del metro se tendrán en cuenta en cualquier PGOU que se apruebe, pero en ningún caso un Plan General, ni siquiera tan  expansivo, como el que proyectó el Partido Popular de Alboraya, hubiese originado plusvalías suficientes como para asumir semejante coste,  ya que las zonas por las que discurre el metro soterrado están, en su inmensa mayoría, consolidadas urbanísticamente desde hace años».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine