02 de febrero de 2016
02.02.2016
Patrimonio

L'Alqueria del Pi empieza la cuenta atrás

El ayuntamiento comienza las obras de rehabilitación a la espera de fondos europeos para transformarla en un centro cultural

02.02.2016 | 09:59
Han comenzado ya los trabajos de apuntalamiento.

Comienza la cuenta atrás para que l´Alqueria del Pi comience a brillar como se espera. El Ayuntamiento de Alfafar ha iniciado el apuntalamiento de esta edificación del siglo XVI, declarada Bien de Relevancia Local ,y que, pese a ello, se encuentra en estado de ruina absoluta y con peligro de derrumbe. Una primera intervención municipal a la espera de que le sean concedidos los fondos europeos, ya que la rehabilitación de l´Alqueria del Pi es uno los proyectos incluidos por Alfafar dentro de su Plan de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrador que opta al conocido como DUSI.

La propuesta incluye la rehabilitación de este edificio histórico y construcción del edificio de la Escuela Permanente de Adultos, constituyendo, así un centro cultural y asistencial para el disfrute de todos los vecinos y vecinas del municipio. El principio básico de la actuación es su rehabilitación y puesta en valor por ser bien de relevancia local, para destinarlo en un centro cultural.

La intervención en el conjunto de edificaciones deberá respetar los valores patrimoniales predefinidos en la correspondiente ficha del Catálogo de Bienes y Espacios Naturales de Alfafar, cuya aprobación será el paso previo a la formalización del proyecto de intervención.

La singularidad y la naturaleza de las construcciones, con la rigidez de sus muros, limitan sobremanera el programa de necesidades para cubrir los usos del servicio cultural que se pretende: sala de actos y conferencias, sala polivalente-exposiciones, espacio-taller, archivo, área de administración, núcleos de servicios y almacén. «Hay que tener en cuenta la importancia de l´Alqueria del Pi y la importancia de que por fin sea rehabilitado y tenga una función dentro de la sociedad», valoran en el ayuntamiento. El inmueble es la única construcción agraria de estas características que aún pervive en el casco urbano de una localidad de l´Horta Sud. El edificio, «menospreciado e infravalorado durante años» a pesar del enorme valor histórico y sentimental que acumulan sus paredes, ha servido de almacén municipal e incluso de cobertizo de jardinería hasta que su degradación lo ha llevado a tal punto que hace imposible seguir utilizándolo sin poner en riesgo la integridad de las personas.

Cerrado hace tres años
De hecho, desde hace al menos tres años permanece cerrado a cal y canto, lo que ha agravado aún más la situación y ha provocado incluso hundimientos en la cubierta. Tan pésimo es su estado que el gobierno local ha aprobado ejecutar medidas cautelares y de consolidación que eviten que l'Alqueria del Pi se venga abajo definitivamente y son las que ha empezado a ejecutar. El proyecto consistirá en el apuntalamiento de la nave central y el cobertizo para que, al menos, su deterioro no vaya a más.

Una de las características más notables de l'Alqueria del Pi son sus muros de tapial valenciano, típicos de los siglos XVII y XVIII, y levantados con una amalgama compactada de tierra, ladrillos cocidos y lechadas de cal. También exhibe tres almenas decorativas que en origen podrían haber sido más y, hasta hace relativamente poco (se cayó en los años 60), tenía una garita en una de las esquinas de la casa señorial.

Ahora, la intención es convertir este edificio emblemático en un espacio público, vivo y con uso por los ciudadanos que desde siempre han pedido la rehabilitación de esta construcción que forma parte de la cultura de Alfafar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine