12 de marzo de 2016
12.03.2016

Un estudio del Consell confirma la plaga de la cebolla

Técnicos del IVIA y de Agricultura constataron los daños en los campos de Meliana, Albalat y Benaguasil

11.03.2016 | 23:55
Un estudio del Consell confirma la plaga de la cebolla

El Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias y el servicio de sanidad vegetal de la conselleria de agricultura han confirmado a la Unió de Llauradors que la plaga del «mildiu» afectó a los campos de cebollas de l'Horta Nord y el Camp de Túria, como avanzó este diario.

De hecho, el 24 de febrero se realizó una visita conjunta por parte del IVIA, técnicos del Servicio de Sanidad Vegetal, la Unió y agricultores afectados a cuatro parcelas de cebolla situadas en Meliana, Albalat dels Sorells y Benaguasil. En todas se observó ya en aquella fecha «una elevada incidencia de lesiones cloróticas en las hojas que evolucionan desecando las plantas y reduciendo de forma significativa su desarrollo», indica la organización agraria.

En Meliana y Albalat dels Sorells la distribución de los síntomas dentro de las parcelas es «prácticamente uniforme», mientras que en Benaguasil «se observa una disposición agregada en rodales, coincidiendo con las zonas más profundas y menos ventiladas de los campos». Los resultados presentados esta semana demuestran que en todas las muestras analizadas se detecta «de forma consistente» la presencia de esporangióforos y esporangios del oomiceto Peronospora destructor (Berk.) Casp. ex Berk., agente causal del mildiu de la cebolla.

Esta modalidad es una enfermedad endémica en las zonas de cultivo valencianas, con una incidencia variable según la climatología propia de cada año. En condiciones ambientales favorables para el desarrollo del patógeno, «el control es difícil y requiere necesariamente de la integración de medidas de tipo agronómico y tratamientos fungicidas», establece la valoración realizada. Las medidas de control ayudan a reducir la incidencia y son fundamentales en la agricultura ecológica, donde hay menos fungicidas autorizados.

El informe ha sido elaborado por Antonio Vicent de la Unidad de Micología, Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA). LA UNIÓ agradeció ayer la disposición y colaboración de los técnicos de la Conselleria de Agricultura en todo el proceso, «desde el mismo momento en que se desplazan in situ para observar los daños en parcelas afectadas como también la diligencia posterior en ofrecer los resultados en un corto plazo».

A raíz de las conclusiones, el martes, 15 de marzo, la Unió, en colaboración con el ayuntamiento, realizará una asamblea informativa en Meliana donde explicará todo el proceso y lo que deben hacer a partir de ahora los agricultores.

La organización ve necesario «arbitrar una serie de medidas» que ya ha pedido tanto al Gobierno central como a la Generalitat. La mayor parte de ellas tienen un carácter fiscal y laboral como puede ser la solicitud al Gobierno del Estado de un módulo cero en el IRPF de las explotaciones y cultivos afectados, el establecimiento de una línea de crédito para aquellos daños que no cubre el seguro agrario e instar a la entidad dependiente del Ministerio de Agricultura, Enesa, a elevar las subvenciones a la contratación de seguros agrarios.

También demanda la Unió la condonación del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza rústica de 2016. La organización considera que la pérdida de ingresos de los ayuntamientos y diputaciones deben ser compensados por el Estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine