23 de marzo de 2016
23.03.2016

Vera Cruz se estrena en Benetússer

Mariví Moraleja ha logrado reunir a doce socias para poder procesionar con esta nueva cofradía- -Compuesta íntegramente por mujeres, esta hermandad innova con el color naranja de su indumentaria religiosa y sus báculos de madera en forma de cruz

23.03.2016 | 16:05
Vera Cruz se estrena en Benetússer

El lunes ha dejado de ser el habitual día de descanso en la Semana Santa de Benetússer. Este año la localidad cuenta con ocho cofradías, una más que el año pasado y que fue protagonista este Lunes Santo. Se trata de la Cofradía Vera Cruz que aunque formada hace dos años, ha conseguido agrupar a 12 personas, en concreto 12 mujeres, para fundar la cofradía, el mínimo necesario, gracias al empeño de su actual presidenta, Mariví Moraleja, que se emociona al hablar de la cofradía.

«Yo pertenecía a otra cofradía del pueblo pero con mi trabajo no estaba muy involucrada y siempre tenía la ilusión de formar una nueva, diferente a las que ya existen que data de los 50 o los 60. Pensaba que iba a morirme sin cumplir mi sueño pero al final he podido», admite emocionada.

Una cofradía que en su estreno no ha dejado indiferente a nadie ya que presenta grandes novedades sobre todo en lo referente a la indumentaria, en naranja, con capa blanca y pasamanería en morado nazareno. «El blanco estaba claro porque es igual que la sábana pero quería hacer algo diferente y el naranja es un color que me gusta mucho, lo hablé con la vicepresidenta y decidimos tirar haca adelante con nuestra idea», una idea que sin embargo no ha sido muy bien acogida por el sector más conservador. Otra de las novedades es el báculo e forma de cruz, «hecho íntegramente de madera porque quería que pasara poco».

En cuanto al origen de la cofradía, Mariví cuenta que la historia de la Vera Cruz le cautivó desde el momento en que la escuchó por primera vez y que siempre le ha impactado la imagen del crucifijo con las togas después de haber descolgado a Jesús. Ella, como presidenta, es la única que no lleva una cinta blanca en el báculo en forma de cruz.

Sede en la casa parroquial

No pueden contar con local propia debido a la falta de recursos económicos y han establecido su sede en la casa parroquial gracias al favor del párroco. Esa falta de recursos es lo que le preocupa a Mariví. «Espero que este año nos demos a conocer en Benetússer y haya más gente que se anime a formar parte de esta cofradía, porque doce socias no es suficiente y me gustaría que Vera Cruz tuviese continuidad», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine