09 de abril de 2016
09.04.2016

La asamblea de Sí Se Puede Aldaia exige a dos edilas que dimitan del cargo

Los integrantes consideran que han incumplido el código ético al votar en el pleno al contrario de lo que decidieron

08.04.2016 | 23:54
La asamblea de Sí Se Puede Aldaia exige a dos edilas que dimitan del cargo

La agrupación electoral Sí Se Puede Aldaia ha acordado exigir a dos de sus tres representantes, las concejalas Gloria Folch y María Donate, que dimitan del grupo municipal, tal y como acordó la asamblea de marzo.

Como este colectivo ya había avanzado, consideran que ambas edilas han incurrido en un «reiterado incumplimiento del Código Ético» que firmaron antes de las elecciones y que era un «compromiso indispensable para formar parte de la candidatura».

La asamblea cita la obligación de ambas de «suscribir y firmar la declaración de principios, compromisos y deberes» del Código Ético «antes de postularse como candidato o candidata», así como «cumplir cada uno de los apartados contenidos en el mismo».

En un comunicado para informar a la población, la asamblea detalla hasta cuatro artículos, con sus correspondientes apartados, que las concejalas habrían incumplido, entre ellos el de «garantizar la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones relevantes y en el posicionamiento político de la candidatura y del grupo municipal sobre temas estratégicos» ya que las acusa de llevar meses sin ir a las reuniones.

Y en su «labor en el ayuntamiento», el Código establecía que debían «cumplir los acuerdos adoptados por la Asamblea Ciudadana», «hacer pública de forma completa, precisa y veraz toda la informacio?n relativa al presupuesto municipal y su ejecución», además de comunicar sus agendas, reuniones y encuentros de trabajo para que los conozca la ciudadanía al igual que el contenido.

Finalmente, en cuanto a que formaban parte de una candidatura, las concejalas debían «rendir cuentas de sus actuaciones ante la ciudadanía» por medio de asambleas presenciales o virtuales, así como someterse a sus decisiones, y donar el 15% de los ingresos por sus cargos.

El colectivo indica que les remitió el acuerdo del 16 de febrero por el que se acordó votar no a los presupuestos presentados por el PSPV, pero ambas no lo respetaron y sólo siguió la directriz de la asamblea el tercer edil, Eugenio Corraliza. Otro de los escritos que les remitieron, siempre según la asamblea, era su resolución de marzo en la que se pedía «la renuncia a sus actas de concejales, basándose en los artículos mencionados del Código Ético». Por ello, la asamblea asegura que se comportamiento es antidemocrático y decepcionante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine