10 de mayo de 2016
10.05.2016
Iniciativa

La Plataforma del Transporte promueve una campaña para pedir al Síndic mejor servicio

El colectivo invita a usuarios y vecinos a enviar una carta detallando las deficiencias y solicitando que actúe ante la conselleria de Obras Públicas

10.05.2016 | 08:10
Usuarios subiendo al autobús.

La Plataforma por el Transporte Público de l'Horta ha iniciado una nueva campaña ante el «caro, deficiente y mal» servicio que padecen los más de de 100.000 vecinos de Aldaia, Alaquàs, Barrio del Cristo, Avd. de la Paz (Mislata) y Xirivella. Ahora han elaborado una carta para que cada usuario afectado o residentes de los municipios en general la remitan a título personal al Síndic de Greuges.

La misiva a enviar denuncia «la situación injusta y problemática» que les «está ocasionando el deplorable servicio de transporte público» que sitúa a todas las poblaciones afectadas «en situación de dependencia exclusiva de este transporte obsoleto y tercermundista». También asegura que los vehículos «son antiguos y están en deplorables condiciones, como las rampas para las personas con problemas de movilidad que no funcionan y muchos coches ni tienen» y que «en horas punta los vehículos van totalmente saturados con el problema de seguridad que esto conlleva».

Precio «caro y sin transbordo»

La plataforma sostiene que el billete «tiene un coste de 1,45 euros, precio sumamente caro, y que no nos posibilita el realizar transbordos al metro FGV y/o EMT, creando un agravio comparativo con otras poblaciones». En este sentido, recuerdan que desde «tiempos inmemoriales» vienen reclamando «la posibilidad de realizar transbordo a otros medios de transporte, así como disponer del denominado Bono 10». También inciden en que en los alrededores «funciona el Metro y próximamente entrará en servicio la EMT» pero «no en nuestros pueblos, siendo excluidos de nuevo de las ventajas que este servicio ha anunciado y que de las que lleva a cabo: los jubilados disponen de bonos anuales bastante económicos, bonos gratuitos para niños de hasta 10 años y a partir de los 11 años y un bono joven por 15 euros al mes».

La carta pone en conocimiento del Síndic que con el importe del billete «estamos sufragando el coste del deficiente servicio que se nos presta; además financiamos la línea 150 (Valencia-Aeropuerto) que hace el mismo recorrido que el Metro (Servicio duplicado)» y que los municipios afectados generan unos cinco millones de billetes anuales, «por lo la empresa de transportes debe tener pingües beneficios, dado que no aporta demasiado dinero para renovación y reparación de flota y modernización de los coches antiguos».

Ante estos argumentos el remitente solicita al Síndic que «me preste su colaboración y haga las actuaciones oportunas ante la Conselleria de Obras Públicas para llegar a la resolución de los puntos expuestos en esta Queja, ya que considero son de justicia e igualdad para nuestra ciudadanía».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine