03 de junio de 2016
03.06.2016
Especial | La paella valenciana

El arte de cocinar una buena paella

03.06.2016 | 04:15
Alumnos de la Escuela de Arroces y Paellas de Valencia

La demanda de cursos para aprender a elaborar el típico plato valenciano se ha incrementado, sobre todo entre turistas y extranjeros

Comer una auténtica paella valenciana es un placer. Cocinarla además, es todo un arte. Y aprender a hacerlo está en auge. «Hay gente que ha llorado cuando ha visto que ha sido capaz de cocinar su propia paella», según palabras del maestro paellero Jaime Cros, uno de los fundadores de la Escuela de Arroces y Paellas de Valencia y gerente de La Valenciana. La cifras hablan por sí solas; sólo por esta escuela han pasado 2.900 personas para aprender, «el sábado pasado justamente batimos el récord con cerca de 50 alumnos en un día», indica.
Mujeres y hombres, jovenes y mayores muestran por igual su interés por este guiso. Destaca el atractivo que supone para los turistas ya que según explica Cros, «el 90% de los alumnos son extranjeros; norteamericanos, austríacos,holandeses, alemanes e italianos. Un 8% son nacionales y un 2% valencianos».

Para los alumnos significa mucho saber elaborar este plato y es una de las mejores maneras de exportarlo, se convierten en embajadores de la paella por todo el mundo. En estos cursos aprenden a comprar y elegir los ingredientes, con la calidad como base, y delante de los fogones van aprendiendo además de la práctica la historia del plato.

En l´Horta, el Restaurante Casa Quiquet de Beniparrell, defiende el verdadero sabor de la auténtica paella valenciana cocinada a leña con un innovador proyecto: «Paella live». con dos opciones «live basic» o «live experience». Como explica Paco Tadeo, su director general «en el jardín del restaurante hacemos las demostraciones de cómo se hace una paella a leña. Se forman grupos de unas quince personas y se enseña la elaboración del plato mientras degustan una «picaeta» valenciana y después se come la paella. El visitante según el pack escogido puede optar por un paseo en barca desde el puerto de Catarroja hasta el Palmar y la explicación de otros productos valencianos como las naranjas o el vino, entre otros». Una jornada gastronómica que permite conocer a través de los cinco sentidos la esencia de la paella.

Junto a la satisfacción de saber cocinar la paella, para los que no se atreven frente a los fogones siempre está la grata experiencia de degustar una auténtica paella valenciana en familia o con amigos . En l´Horta se puede disfrutar del plato valenciano por excelencia por ejemplo en el restaurante El Pino (Torrent), Restaurante La Cooperativa (Albal), Restaurante l´Alter (Picassent), Casa Martí (Massalfassar), Restaurante Castillo (Godella). Y si los comensales son multitud, desde El Salt de Náquera, preparan paellas gigantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine