08 de junio de 2016
08.06.2016

Siete años de la plaza Guillem Agulló en Burjassot

La localidad natal del joven asesinado en Montanejos fue la primera de la C. Valenciana en dedicarle un espacio público

08.06.2016 | 10:16
Plaza de Guillem Agulló, frente a la Cementera de Burjassot.

La pasada semana, el pleno municipal de Simat de la Valldigna aprobó dedicarle un espacio público a Guillem Agulló i Salvador. El alcalde apuntó que los técnicos municipales revisarán la denominación de todas las calles, parques y plazas de la localidad para comprobar si hay alguno que se repite y, de ese modo, bautizar una de estas vías con el nombre de Guillem Agulló. De esta forma, la localidad de la Safor se une a otros municipios como Sellent o Vic, en Cataluña, que han querido rendir homenaje en su callejero a la memoria del joven de Burjassot que falleció, cuando tenía 16 años, el 11 de abril de 1993 a manos de un grupo fascista durante una refriega en la localidad de Montanejos.

Pero fue la localidad natal de Agulló la primera en dedicarle un espacio público. El Ayuntamiento de Burjassot, en sesión plenaria celebrada el 31 de marzo de 2009, acordó dedicar «una plaza peatonal» a la memoria de su vecino y activista antifascista, que murió de una cuchillada a manos de un grupo de extrema derecha.

La plaza de Guillem Agulló, ubicada frente al PAI de la Cementera „en la parte «más moderna» del barrio del Empalme„, ocupa una amplia extensión ajardinada, dispone de un área de juegos infantiles y otra de aparatos de gimnasia biosaludable, está bien iluminada y cuenta con espacios de sombraje. Actualmente, la zona „una de las últimas que se urbanizaron en el término municipal„ se encuentra aislada del municipio como consecuencia de la paralización de las obras de soterramiento de las vías del metro. Esta circunstancia, además de dividir la barriada del Empalme en dos, también supuso el deterioro de su vida comercial debido a la reordenación de tráfico que comportó el inicio de las obras del metro.

El espacio peatonal bautizado con el nombre de Guillem Agulló constituye un homenaje más que el pueblo de Burjassot viene rindiendo a su vecino prácticamente desde su muerte. Cada 11 de abril, la Associació Cultural Bassot, con la colaboración de distintos colectivos del municipio, dedica una jornada reivindicativa en recuerdo del joven «maulet».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine