11 de junio de 2016
11.06.2016

Un policía local salva a un niño de morir atragantado

El menor tenía una bola de comida obstruyéndole las vías respiratorias

11.06.2016 | 03:08

La rápida intervención de un agente de la Policía Local de Torrent evitó el jueves la muerte de un niño de cinco años que se había atragantado cuando estaba almorzando en el patio de un colegio de la localidad. El policía logró sacar con sus dedos la bola de comida que obstruía las vías respiratorias del menor, quien fue trasladado en un SAMU a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General.

«Le ha salvado la vida, estaba medio muerto y nadie hacia nada», confesaba un testigo de los hechos, ocurridos a media mañana del jueves en el colegio de educación infantil público Les Terretes. Esta misma opinión era compartida por el médico del SAMU que atendió al niño, quien destacó que sin la intervención del agente habría fallecido.

El pequeño permanece ingresado en la UCI de dicho centro hospitalario pero fuera de peligro. No obstante, los médicos lo han dejado en observación para descartar posibles secuelas o una complicación bronquial.

Los hechos ocurrieron en torno a las 11.30 horas del jueves, cuando la Policía Local de Torrent recibió un aviso urgente de un niño que estaba convulsionando en un colegio de la calle Constitución. Hasta el lugar se trasladaron rápidamente motoristas de la policía, quienes al llegar creyeron que el pequeño estaba sufriendo espasmos por un ataque epiléptico.

No obstante, uno de los agentes decidió actuar ante la posibilidad de que se tratara de un atragantamiento y tras introducirle los dedos en la boca pudo sacar un amasijo de comida y babas que estaba impidiendo respirar al pequeño. Los allí presentes felicitaron la acción de este miembro de la Policía Local de Torrent, quien se mostró emocionado al comprobar que el niño volvía a respirar e iba recuperando la tonalidad de la piel. Al poco rato llegó la ambulancia del SAMU, cuyos sanitarios estabilizaron al pequeño, aunque aseguraron que lo peor ya había pasado.

Ingresado en el hospital
Al parecer, el menor se había atragantado con una bola de comida, formada por restos de su bocadillo, golosinas y sus propias babas. El niño fue trasladado en la ambulancia junto a su madre al Hospital General de Valencia, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos, ya que su estado de salud todavía era delicado, aunque su vida ya no corría peligro.

El Ayuntamiento de Torrent va a proponer una felicitación para el agente de la policía que salvó al menor de morir atragantado, aunque las fuentes consultadas aseguran que la mayor gratificación es haber salvado la vida de un niño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine