02 de julio de 2016
02.07.2016
Rocafort

Amparo Sampedro: "Dejo la alcaldía de Rocafort para no ser rehén de la oposición"

La mandataria socialista anuncia su marcha después de que el resto de partidos le tumbara los presupuestos y censura que hay grupos que «son tan de izquierdas que si gobierna la derecha, mejor para ellos» - Víctor Jiménez será el alcalde accidental

04.07.2016 | 09:35
Amparo Sampedro, ayer, a las puertas del ayuntamiento que dejará en breve.

Aunque confiesa que le rondaba por la cabeza desde hacía semanas, la renuncia del concejal de Guanyem „su único socio en un gobierno en minoría„ y que la oposición le tumbara el presupuesto cuando ya ha transcurrido medio año de ejercicio, hizo que Amparo Sampedro dijera basta y anunciara en el pleno del jueves su dimisión como alcaldesa de Rocafort.

La munícipe asegura que se marcha «por responsabilidad» y porque «me niego a ser rehén de las ocurrencias de la oposición» durante estos trece de mandato, que equipara a un «secuestro». «Tú eres alcaldesa gracias a mí y debes pasar por al aro», confiesa que le han espetado desde Independientes per Rocafort, grupo que propició que se hiciera con la alcaldía en un tripartito con Compromís y Guanyem y que prefirió quedarse al margen del ejecutivo pero actuando como uno más de la oposición, junto con PP y Ciudadanos. «Para llevar adelante un gobierno con varios partidos sus integrantes deben tener voluntad negociadora y no llegar con exigencias innegociables» y para «lograrlo los partidos deberían saber que integrantes van en sus listas con vistas a un posible pacto», explica. «Para estar en un ayuntamiento se ha de ser honesto, responsable y arrimar el hombro y saber lo que es un ayuntamiento, que se viene a trabajar», censura la todavía alcaldesa, que añade que todos los concejales «debemos estar por encima de intereses personales».

Sampedro esgrime que podía «haberme sometido a una cuestión de confianza pero yo no confío en este pleno». La alcaldesa tira con bala y califica de «desleal» la renuncia a estar en el equipo de Gobierno que provocó en abril Eduard Comaig (Compromís) ahondando la herida en el pleno. «Hay partidos y personas que son tan, tan de izquierdas que si gobierna la derecha, mejor para ellos», critica la dirigente socialista. «Si al final le entregan la alcaldía de Rocafort a la derecha sería una autentica barbaridad. Cuando llegué en 2011, después de 16 años de gobierno del PP, esto era un solar hipotecado tras los proyectos y enormes gastos de los populares que no pensaron en el pueblo», asegura Sampedro.

La alcaldesa presentará el lunes por registro de entrada su renuncia y en un plazo de diez días se debe convocar un pleno extraordinario donde dará cuenta al pleno de su dimisión y donde el primer teniente, Víctor Jiménez, se convertirá en alcalde accidental por un tiempo limitado. Una vez los nuevos ediles „el sustituto de Sampedro, que volverá a su puesto de funcionaria en la Diputación, y el del concejal de Guanyem Carlos Errando„tomen posesión de sus actas el pleno deberá volver a elegir un alcalde.

La renuncia de Errando se produjotambién el jueves. El regidor de Podemos se marcha principalmente «por incompatibilidad personal y profesional», pero también porque «se han producido cosas como no queríamos». Errando asegura que el «talante» de Sampedro «en un gobierno de minoría no era el adecuado» y «tampoco su forma de plantear las cosas». Además, y pese a que ya no participó en la votación del presupuesto, el edil afirma que «hubiera votado también en contra», pese a formar parte del equipo de Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine