16 de agosto de 2016
16.08.2016
Paterna

Agustí anuncia que recurrirá la sentencia que le condena a siete años de inhabilitación

El exalcalde popular de Paterna no comparte el fallo judicial que considera que cometió prevaricación al adjudicar a dedo la obra del auditorio

16.08.2016 | 20:48
Lorenzo Agustí, el día de su dimisión.

El exalcalde de Paterna, el popular Lorenzo Agustí, ha anunciado que va a recurrir la sentencia que le condena a siete años de inhabilitación para cargo público por haber adjudicado a dedo la obra del auditorio al mismo equipo de arquitectos que ganó el concurso de ideas previo. El mandatario ha indicado a Levante-EMV que no comparte el fallo judicial y, por tanto recurrirá. Agustí no ha querido, por ahora, realizar más valoraciones.

El fallo judicial se produce cuando se han cumplido dos años de la dimisión por sorpresa de Lorenzo Agustí, que entonces se enfrentaba a dos imputaciones por prevaricación adminstrativa. El otro proceso, que afectaba a toda la junta de Gobierno, se refería a los encargos que realizó a la empresa municipal Gespa para promocionar su proyecto de Zona Franca. El caso fue archivado y también el nuevo gobierno socialista dio hace meses carpetazo a la iniciativa industrial.

Agustí ha defendido durante todo el proceso actual, que arrancó en el año 2013, su inocencia ya que consideraba que actuó según la legislación vigente en ese momento y sin informes en contra en los órganos que fueron adoptando las decisiones „la junta de Gobierno y el consejo de administración de la empresa municipal Sumpa„. No obstabte, todos los altos funcionarios municipales que declararon en el presente juicio coincidieron en la irregularidad.

La condena se produce a raíz de una denuncia del PSPV después de que el consistorio perdiera otro proceso judicial por el mismo asunto, que interpuso por la vía administrativa la Delegación del Gobierno. El fallo de la sentencia judicial, fechada el 12 de agosto de 2016 por el Juzgado de lo Penal número 17 de Valencia con sede en Paterna, considera culpable a Lorenzo Agustí Pons, quien no podrá tener cargo o función pública alguna al menos durante los próximos 7 años y que tendrá que abonar las costas procesales, incluidas las de la acusación popular.

La sentencia considera probada que existía una relación profesional anterior del ex alcalde del PP con la empresa a la que le dio a dedo la dirección de obra del auditorio, por la que se pagaron más de 500.000 euros, y además prueba que el proyecto de Estudio de Arquitectura de Paterna fue registrado en el Ayuntamiento semanas antes de ser encargado.

El fallo establece que en la conducta de Lorenzo Agustí Pons "no ha concurrido una mera ilegalidad, sino un claro abuso de poder derivado de la posición de superioridad que proporciona el ejercicio de la función pública y su condición de alcalde". Asimismo considera probada "la ausencia de expediente administrativo" en la contratación del Auditori de Paterna por 529.506,19 euros IVA incluido sin concurso público y "la inobservancia de los trámites legalmente exigibles para llevar a cabo una actuación como la desarrollada".

El documento establece además que "ha quedado desvirtuada la presunción de inocencia que asiste al acusado, mediando pruebas de cargo suficiente para considerar que en conducta concurren todos y cada uno de los requisitos exigidos para apreciar la comisión del delito de prevaricación". Es más, subraya que "los hechos declarados probados reúnen los requisitos del delito de prevaricación sancionado en el artículo 404 del Código Penal, apareciendo como responsable del mismo el concepto de autor, al amparo de los artículos 27 y 28 del Código Penal, el acusado, Lorenzo Agustí Pons, al haber realizado por sí mismo el hecho delictivo".

La sentencia refleja que "ha quedado acreditada la ausencia total y absoluta de cualquier clase de procedimiento para la adjudicación al Estudio de Arquitectura de Paterna de la obra del auditorio, inobservando las más elementales normas de procedimiento para la contratación, siendo la conducta del acusado no sólo contraria a derecho, sino también arbitraria, y habiendo tenido conocimiento de ello".

Y es que, el propio Lorenzo Agustí reconoció haber coincidido en algún proyecto con miembros del Estudio de Arquitectura de Paterna en la época en la que el ex alcalde ejerció de arquitecto. Y fue él quien le encargó el proyecto a esta empresa en su despacho oficial de forma verbal. "Resulta evidente que ningún procedimiento para la adjudicación de un proyecto como lo era el del auditorio de Paterna puede llevarse a cabo partiendo de una mera conversación y encargo en el despacho del Ayuntamiento, sino que ha de superar una serie de filtros esenciales para garantizar el debido funcionamiento de la Administración pública", dice el fallo. Además, tal como ha quedado acreditado, "una cosa, sin embargo, es ganar un concurso de ideas y otra muy distinta resultar adjudicatario sin publicidad ni concurrencia alguna de un contrato de esta magnitud".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine