04 de octubre de 2016
04.10.2016
Burjassot

UGT pone una denuncia en la Inspección para pedir que 30 empleados sean fijos

El alcalde comparte la queja y esgrime que dos informes han frenado su regularización

04.10.2016 | 07:54
El alcalde, Rafa García.

El sindicato UGT ha denunciado en la Inspección de Trabajo la situación de 30 trabajadores del Ayuntamiento de Burjassot, que han estado teniendo contratos sucesivos superando los 24 meses que es el máximo establecido en el Estatuto de Trabajadores. Por ello, UGT reclama que sean considerados fijos.

Para este sindicado, el consistorio «está cometiendo una ilegalidad», como lo manifiesta en su denuncia ante la Inspección, en la que añade que estos trabajadores laborales «no están cubriendo una obra y servicio con tiempo determinado, sino que cubren vacantes estructurales que deberían estar incluidas en la plantilla del propio Ayuntamiento».

UGT ha pedido a la Inspección de Trabajo «que fiscalice la situación de estos trabajadores y trabajadoras, imponiendo la sanción pertinente al Ayuntamiento de Burjassot por cometer irregularidades en la contratación», además de que «se les reconozca como laborales indefinidos», en la línea de procedimientos que se han aplicado a otros pueblos. «al reconocer la relación laboral y fraudulenta en los mismos casos».

Por su parte, el alcalde socialista de Burjassot, Rafa García, ha afirmado, a través de un portavoz, que comparte la denuncia de UGT porque «existía un compromiso del equipo de gobierno de regularizar esta situación pero nos hemos encontrado con dos informes contrarios, de la secretaria municipal y de los servicios jurídicos de la Diputación de Valencia». De ahí que el consistorio comparte que sea Trabajo quien resuelva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine