02 de junio de 2017
02.06.2017
Burjassot

La instructora pide inhabilitar tres años al exdirector de la Casa de la Cultura

El expediente disciplinario sigue abierto y el funcionario puede recurrir la propuesta de sanción

02.06.2017 | 08:36
Sala de exposición María Pineda.

El proceso disciplinario abierto hace meses por el Ayuntamiento de Burjassot contra el funcionario que dirigía la Casa de la Cultura tras una denuncia del Partido Popular por supuestas facturas irregulares ha concluido su primera fase. La instructora ha elevado una propuesta de sanción consistente en la suspensión de sus funciones y retribuciones por un periodo de tres años. El exdirector tiene la posibilidad de recurrir la decisión.

El caso lo destaparon los populares de Burjassot en el mes de abril del pasado año. El PP sospechaba de una serie de facturas que había aportado el entonces director de la Casa de la Cultura y que eran «curiosamente de su propia empresa familiar». Posteriormente «cambió las facturas de su empresa por otras a nombre de un tercero con los mismo importes y conceptos», denunciaron entonces desde el Partido Popular. También aseguraron que había «facturas con membretes distintos» y que vieron «como se contrataba a un familiar directo del director de IMCJB, ya fuera para dar cursos de cocina, de italiano, o como diseñadora, sin ningún tipo de procesos de selección».

El alcalde Rafa García, con el objetivo de esclarecer las acusaciones de los populares, ordenó la apertura de una investigación interna. Durante todos estos meses se ha ido recopilando todo tipo de documentación y la instructora ha propuesto sancionar al funcionario con tres años de suspensión de funciones y retribuciones. Según revelaron ayer desde el PP de Burjassot en un comunicado, en el expediente «se han constatado faltas graves y muy graves».

El Partido Popular recordó que «llevamos denunciando durante muchos años la pésima gestión del Instituto, que llevaba cerrando hasta tres ejercicios anuales seguidos con desequilibrio financiero, y que siempre contaron con nuestro voto en contra. Y poco a poco se va esclareciendo el porqué de estos desajustes económicos».

Cabe recordar que el funcionario de carrera trabaja desde hace unos meses en el Ayuntamiento de Valencia, traslado que llevaba gestionando tiempo antes de que saltara el caso, aunque su marcha casi coincidió con la denuncia popular. El PP espera que el alcalde Rafa García «haya comunicado a su homólogo (Joan Ribó) la situación», del extrabajador de Burjassot.

Por otra parte, el consistorio remitió al ministerio de Hacienda alegaciones a la comunicación oficial que llegó al consistorio el pasado verano en la que el departamento de Cristóbal Montoro daba por extinguido el Instituto Municipal de Cultura y Juventud (IMCJB) por registrar déficit en un ejercicio concreto. Fuentes municipales aclararon que el ministerio ha respondido al recurso asegurando que no puede pronunciarse ante la ausencia de un acto administrativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine